Los delitos a los que más le temen los chillanejos

Pese a no ser un delito, uno de los mayores temores de los chillanejos es a ser atropellados. 32% disminuyeron los robos con violencia en un año, y los lanzazos cayeron un 31%.

El abogado penalista Gumercindo Quezada, en conversación con LA DISCUSIÓN, planteó que “si la gente tiene una mayor sensación de inseguridad que antes es una consecuencia de la Reforma Procesal Penal (del año 2003), ya que al crear a las fiscalías y  los juzgados de garantía, le dio una oficina al delito”.

Y a esta oficina, aseguró, comenzaron a llegar todos los medios de prensa del país para reportear los crímenes que a diario se cometían. “Entonces, aquí se encuentran con la historia del delito, con el autor, la familia, las víctimas y los abogados. A partir de eso comenzaron a aparecer los programas policiales que tanta gente ve en la televisión y en los diarios, hoy en día, ya hay una sección fija de crímenes. Así se instaló el miedo en las personas”, completó.

De esta manera se comenzó a diferenciar también la tasa de delitos real de una ciudad, con la sensación de inseguridad de sus ciudadanos, y las diferencias en números son abismales, como bien lo demostró el primer estudio focalizado en Chillán, realizado por la Oficina Municipal de Seguridad (Omse) y que fue presentado la semana pasada.

Aquí se reflejó que menos del 13% de los chillanejos encuestados aseguró haber sido víctima de un asalto violento o intimidatorio en los últimos 12 meses, sin embargo, más de un 45,3% cree que la ciudad es insegura.

Un 18% de ellos basaron su opinión en experiencias personales, y el resto, por lo que le han contado cercanos, lo que lee en las redes sociales o por información de medios noticiosos.

Al momento de diferenciar los delitos a los que más le temen los chillanejos, los resultados del estudio son los siguientes: lanzazos y hurtos en el centro, con un 66,47%. En segundo lugar aparece el ser asaltado de forma violenta o intimidatoria, con un 22,94%, mientras que un 0,59% opinó que el delito al que más le teme es el portonazo. Curiosamente, un 9,41% dijo que a lo que más le temía era a ser atropellado, siniestro que no constituye un delito, necesariamente.

Las estadísticas policiales entregadas por la Segunda Comisaría de Chillán, registran entre abril de 2017 y abril de 2018 una disminución de un 32% de los robos con violencia, y una caída de 31% respecto a los robos por sorpresa (lanzazos).

En contraste, los robos con intimidación subieron en un 47%, considerando que si en 2017 hubo 19 denuncias por este tipo de delitos, hasta abril del 2018 totalizaron 28 casos.

Sobre las causas y lugares

Respecto a las causas de los delitos, según la percepción de los chillanejos, en primer lugar ubican a la falta de vigilancia municipal, incluso por sobre la falta de presencia de Carabineros.

En segundo lugar dejan la falta de luminarias en las calles y en un tercer lugar, la venta de drogas en los barrios, causa que, por el contario, es sindicada por los expertos como la principal causa de delitos.

En cuanto a los lugares donde se han denunciado más delitos, destacan el sector Ultraestación, la población Luis Cruz Martínez, Villa Islas del Sur, Callejón Maipón y la Villas Las Almendras (población Las Habas).

Paralelamente, un 14,10% de los chillanejos dijo haber sufrido un robo al interior de su hogar.

El 53,8% dice sentirse inseguro en las calles del centro de Chillán y un 7,8% lo considera muy inseguro. Los argumentos más comunes fueron la presencia de un descontrolado comercio ambulante, lo que genera atochamiento y aglomeraciones facilitando el actuar delictual; y la presencia de perros vagos mordedores.

Un 43,9% cree que las plazas y parques no son lugares seguros y un 44,38% ven al mercado persa de la ciudad como un lugar inseguro.

Desde Carabineros, la capitana Loreto Toro aclaró que “por esta razón seguiremos con nuestra política de hacer turnos especiales y más rondas en estos sectores para hacer más visible la presencia de Carabineros en las calles”.

Es esta misma premisa la que ha llevado a la Municipalidad a conseguir financiamiento para comprar más cámaras de televigilancia, un dron y vehículos para patrullaje municipal. Éstos, junto con el dron, deberían llegar en los primeros meses del segundo semestre.

Finalmente, en los barrios, las principales causas mencionadas como factores de temor son la mala iluminación, la presencia de personas bebiendo alcohol e ingiriendo drogas, rayados y tags en los muros.

Los delitos por extranjeros

Un total de 28 delitos intervenidos por personal de Carabineros fueron cometidos por extranjeros. Ninguno de ellos grave.

Entre ellos destacan dos alemanes (por delitos laborales), un chino (por infracción municipal) y un argentino (fraude con tarjeta bancaria). 

Los ecuatorianos figuran con 11 detenciones por ley de alcoholes, de tránsito, ventas municipales, alimentos devengados, cohecho y uno por microtráfico.
Sólo los peruanos figuran por delitos como robo en lugar habitado, con 4 casos y otros dos por drogas.

Finalmente, cuatro haitianos fueron detenidos por riñas.

En tanto, la PDI detuvo a nueve personas, 6 ecuatorianos, un colombiano, una mujer francesa y una venezolana.

Percepción mediática

Para el historiador Gustavo Campos, experto en historia del delito en Bío Bío, “la percepeción de inseguridad es un asunto de ‘mass media’ más que de la realidad. Que una ciudad como Chillán tenga una tasa como la que tienen, con menos de un 15% de personas víctimas de delitos, pocos homicidios y pocas violaciones, la deja tal vez como una de las ciudades más tranquilas y seguras de Sudamérica. Pero si se considera la cantidad de horas que pasa la gente en redes sociales, se entiende que jamás mejorará esa sensación”.