Circuito de tres avenidas mejorará la conectividad en el sector norte

$21.434 millones sería el costo aproximado para mejorar las tres avenidas que son parte del Plan Maestro de Transportes.

El futuro circuito formado las avenidas Vicente Méndez, Paul Harris y Las Rosas corresponde a un proyecto formulado por la Municipalidad de Chillán, la Secretaría  de Transportes del ministerio correspondiente y la seremi del ramo, al que se debiera sumar el Ministerio de Vivienda (Minvu) para su ejecución. Tiene como objetivo dar soluciones viales a un sector que presenta gran congestión vehicular.

La propuesta surgió el año 2012, en el marco del modelamiento del Plan Maestro de Transportes para la ciudad, que en teoría tiene un horizonte temporal de 10 años, pero seguramente se extenderá en el tiempo dada la enorme cuantía de los recursos que deben ser entregados para ejecutar cada una de las ambiciosas iniciativas.

En el caso puntual de los ejes  Paul Harris, Vicente Méndez y Las Rosas, se busca generar amplias avenidas de cuatro pistas con características similares a O’Higgins, las que facilitarían un flujo vehicular más expedito que en la actualidad y con estándares de seguridad más elevados. 

El primer hito para hacer realidad los planes de las entidades locales y nacionales se dio el año 2015, cuando la Municipalidad de Chillán contrató vía licitación pública a la empresa Asesores en Proyectos de Ingeniería de Transporte y Tecnología Aplicada Ltda. (APPTA).

La entidad externa debiera culminar en breve el estudio que contiene las alternativas para modernizar las arterias que concentran un gran flujo vehicular en la zona norte de la ciudad y donde se producen atochamientos importantes.

Las cifras que se manejaban en las primeras fases de análisis son elevadas y pueden sufrir modificaciones dado el tiempo transcurrido desde las primeros modelamientos: En total, se requerirían más de $21.000 millones para transformar las tres vías y hacer que ellas se relacionen de mejor manera de lo que lo hacen en la actualidad.

Por un lado, se pretende intervenir Las Rosas por el sector de Parque Lantaño, a un costo de unos $5.500 millones, con el fin de conectarla a la altura de la Panamericana con Paul Harris.

A su vez Paul Harris, que hoy en su primer tramo es una calle de tierra absolutamente precaria, se extenderá más allá de Andrés Bello, transformándose en un eje fundamental para la conectividad norte. Su costo sería del orden de los $16.000 millones.

En el caso de Vicente Méndez, que costaría unos $9.600 millones, se postula mejorar sus condiciones para que soporte de mejor manera la carga que tiene en la actualidad como una vía de salida y acceso a la ciudad por el sector nororiente. 

Fondos necesarios

Sobre el particular desde Secpla se planteó durante esta semana la necesidad de solicitar al Gobierno recursos por $1.000 millones para elaborar el informe final, que corresponde al de ingeniería de detalles. La idea es que estos fondos estén en el corto plazo para que el documento comience a ser ejecutado desde el año 2019 y concluya el año 2021. Posteriormente, se solicitarían recursos para la reconstrucción de las arterias.

Dada la importancia de los proyectos para la urbe, tanto el senador Víctor Pérez como el alcalde Sergio Zarzar, confirmaron que golpearán las puertas de entidades gubernamentales para pedir que se suministren los dineros necesarios para financiar los estudios concluyentes.

El presidente del Colegio de Arquitectos, Pedro Ramos, planteó que el plan va en el camino correcto, pues es necesario que esos ejes alcancen, dada su relevancia en el entramado vial, un nivel superior para favorecer el tránsito de vehículos.

En todo caso Ramos reconoce que, en paralelo, las autoridades locales deben enfocarse en dar soluciones integrales para la zona, apurando el desarrollo de la circunvalación, la que está en manos de constructoras e inmobiliarias.

“Vicente Méndez es una vía fundamental para la ciudad, está en el Plan Maestro de Transportes y hasta ahora no ha tenido un tratamiento real. Esperamos que a partir de los estudios que se llevan a cabo haya soluciones en el más corto tiempo posible”, acota Ramos.

El arquitecto Claudio González Oisel confirma la necesidad de mejorar el estándar de las vías, pero apunta que espera que en el desarrollo de los proyectos se modelen soluciones “inteligentes”, sobre todo en las intersecciones.

Hasta el momento no se conocen las opciones de mejoramiento que serían propuestas, pero González destaca que “una rotonda puede ser una alternativa mucho más viable que instalar semáforos en las intersecciones”.

Se espera que el municipio chillanejo entregue en el corto plazo información relevante sobre este proyecto, para lo cual estaría obligado considerando que cuando licitó el estudio en etapa final la empresa, por bases, tenía que desarrollar jornadas de divulgación hacia la comunidad, lo que no ha ocurrido. Sobre el proyecto la municipalidad no quiso pronunciarse.

En todo caso, según establecen las bases de licitación del año 2015, el objetivo principal del estudio fue evaluar “los proyectos de mejoramiento de la vialidad estructurante de Chillán por medio de la intervención al sistema conformado por las calles Vicente Méndez, Paul Harris y Las Rosas”.

No solo se trata de mejorar tres ejes, sino que dar soluciones a un área bastante amplia, limitada por las calles Camino Parque Lantaño desde Avenida Ecuador; Avenida Circunvalación Poniente; Ruta 5 Sur; baipás antiguo; Avenida O’Higgins; proyección límite sur predio Inmobiliaria Viviendas 2.000; calle Flores Millán; proyección limite norte predio Inmobiliaria Viviendas 2.000; línea paralela a 300 mts. al oriente de Camino a Cato; Limite norte villa Barcelona; Avenida Andrés Bello; prolongación calle Yungay y parte de la Avenida Ecuador. 

Otros proyectos

Desde la Seremi de Vivienda, en tanto, se precisaron avances en otros proyectos que forman parte del Plan Maestro y que son de su responsabilidad, tanto en los estudios definitivos como en el plano de ejecución.

Se informó que “el mejoramiento de Alonso de Ercilla y Los Puelches corresponde al proyecto denominado “Mejoramiento Accesibilidad sector suroriente Chillán–Chillán Viejo”, el cual se encuentra con su ficha de diseño recomendada por el Ministerio de Desarrollo Social, pero sin financiamiento”.

Otra arteria relevante es Huambalí, que tendrá un desarrollo importante en el mediano plazo. En este caso, “el mejoramiento de Avenida Huambalí se encuentra en informe final del diseño de ingeniería, correspondiente a la obtención de las aprobaciones de servicios”. 

En este caso, se estima el término del diseño para el primer semestre de 2019, por lo cual el proyecto podría comenzar con expropiaciones de su fase de ejecución el año 2020, “siempre que se obtenga la recomendación favorable del Ministerio de Desarrollo Social y existan los recursos para su financiamiento”.

Desde el Minvu se indica que tanto para estas arterias como para Paul Harris, Vicente Méndez y Las Rosas, “no es posible dar fechas de ejecución, puesto que todavía no se cuenta con diseños terminados con sus respectivas aprobaciones, para así lograr la recomendación por parte del Ministerio de Desarrollo Social y por ende comenzar a gestionar los recursos respectivos”.

Frente a esto y para acelerar los informes finales requeridos, es vital la labor comprometidas por las autoridades locales para buscar el financiamiento pendiente para los estudios finales.