Déficit hídrico en Chillán llegaría a casi un 50 por ciento

Dos fenómenos que regulan el comportamiento de las precipitaciones en gran parte de nuestro país, “la niña” o “el niño” han impactado a Ñuble por las bajas precipitaciones, que se arrastran por varios años. Chillán de acuerdo a la última medición tiene un déficit del 53%.

De acuerdo al meteorólogo Gianfranco Marcone, esta situación se extiende desde Atacama hasta la Araucanía, “lo que pasa es que acá estamos ante dos escenarios, yo diría desde la región de Atacama hasta prácticamente el sur. Uno es el escenario que siempre hemos estado acostumbrados, que estamos regulados por un fenómeno conocido como el niño o la niña o una etapa neutra que regula el comportamiento de las precipitaciones”.

El profesional proyecta que en los próximos meses las precipitaciones debieran volver a su estado considerado normal.

“Chillán tiene un 53% de déficit, han caído 139 milímetros y deberían haber 300 mm, debido al fenómeno de la niña, el cual influye mucho en la zona de la cual estamos hablando, significa que deja las precipitaciones bajo los niveles normales y también temperaturas bajo los niveles normales, por lo tanto, los próximos meses deberían comenzar de a poco a regular las precipitaciones en la zona. Es difícil que se normalice el déficit que tienen hasta ahora, si aquí en adelante llueve, lo que tiene que llover, igualmente venimos con un déficit importante del verano y del comienzo del otoño en la Región de Ñuble”.

Este escenario lleva a profundizar y a agilizar proyectos de riego para la zona. De acuerdo a la presidenta de los regantes del Río Ñuble, Margarita Letelier apunta a cultivos que no requieran de tanto riego. “ Pienso que hoy día mi plan de siembra es para un año seco, hay que generar que la gente siembre más trigo aunque valga poco y que siembren cosas que requieren menos riego. Por supuesto sembrar temprano siempre y cuando este par de niños nos dejen, el Zapallar tiene que hacerse en sus plazos. El río de Chillán tiene que hacer un embalse, yo creo que nuestra zona tiene un tremendo potencial, tanto de agua como agrícola, no podemos seguir esperando la lentitud de reacción de los gobiernos de turno”, explicó.

A la fecha Chillán ha precipitado 139 milímetros y el considerado normal es de 293 milímetros, el año pasado cayeron 168,3 milímetros a la fecha.