Auditoría revela dramáticas cifras en centros del Sename

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Prensa Presidencia

El presidente Sebastián Piñera recibió las conclusiones de la primera auditoría realizada a los a los 11 Centros de Reparación Especializada de Administración Directa (Cread), dependientes del Servicio Nacional de Menores (Sename).

La directora del servicio, Susana Tonda, fue la encargada de entregar el texto al gobernante, que calificó los resultados como "tristes y a veces dramáticos".

Entre los resultados arrojados por la revisión a las instituciones que acogen a 758 niñas, niños y adolescentes, se detectó que el 36% de ellos no asisten a la escuela, un 48% tiene retraso escolar, un 55% tiene problemas de salud mental; un 53,6% de las niñas, niños y adolescentes contó con alguna sesión psicológica, mientras que un 41,7% presentó consumo problemático de alcohol y/o drogas.

Ante estas cifras, Piñera dijo que ellas son el resultado de un Estado que "no está cumpliendo con su deber, con su responsabilidad de cuidar, de proteger a nuestros niños. Por eso, desde el primer día, hemos dicho que vamos a poner a los niños primeros en la fila".

La entrega de los resultados tuvo lugar en el Cread Galvarino, mismo lugar donde en 2016 falleció la pequeña Lissette Villa.

En este contexto, el jefe de Estado precisó que el modelo que se quiere implementar es ir abandonando los centros masivos por centros residenciales de cerca de 15 niños, donde se pueda recuperar el sentimiento de la vida de un hogar.

Piñera destacó también que se presentará pronto una indicación a la Ley de Adopción ingresada durante el primer Gobierno, con el objetivo de agilizar los procesos. Subrayó también que “a veces toda la discusión está en quién tiene derecho a adoptar, y eso significa que nos estamos olvidando de lo más importante, es el niño el que tiene derecho a ser adoptado, el que tiene derecho a recuperar la familia que perdió, y ese es el norte del cual no nos vamos a desviar”.

El Sename realizará una segunda auditoría a las residencias que están bajo la administración de organismos colaboradores del Servicio entre junio y septiembre, para entregar una visión general de la real situación de la institución que atraviesa una profunda crisis.