Fracasa tercera licitación de las áreas verdes de Chillán

La Municipalidad se hará cargo de las áreas verdes desde el 15 de junio.

La Municipalidad de Chillan decidió, nuevamente, revocar la licitación de la mantención de áreas verdes de Chillán, que ya estaba en su tercer proceso licitatorio,  y abrir una investigación sumaria en el municipio, lo que siembra dudas respecto de la transparencia del proceso.

La drástica decisión fue adoptada por el alcalde y la comisión interna que analizaba el concurso público, luego de ser detectado al menos un error interno que no fue revelado en la sesión de Concejo Municipal de este martes.

El fracaso de esta licitación llamó profundamente la atención en el Concejo Municipal, que se aprontaba a recibir durante la jornada de ayer la propuesta definitiva del municipio.

Extraoficialmente se pudo conocer que el equipo municipal estaba listo para adjudicar, pero a último minuto uno de los integrantes habría advertido un detalle del que nadie se había percatado.

Si fue un error no forzado, el modelo tuvo errores de base o hubo mala fe de parte de algunas personas, es un tema que deberá ser resuelto a través de una investigación sumaria que ordenó el alcalde. Lo cierto es que producto de ello la licitación fracasó por tercera vez, y la segunda consecutiva por un error en las bases.

El concejal Camilo Benavente (PPD) criticó fuertemente al municipio chillanejo. Asegura que la falla genera dudas sobre la capacidad interna para generar proyectos, tema por el cual salió la ex jefa de la Secretaría de Planificación (Secpla).

“No puede ser que vuelva a suceder esto nuevamente. Ya la segunda licitación, que estaba lista para ser adjudicada, tuvo que ser retirada, pues alguien cometió un error tipográfico básico del que nadie se había percatado. Y ahora sucede otro error por una falla interna que afecta las bases”, reclamó. En el concejo incluso habló de eventuales “errores forzados o a propósito”.

Planilla
El alcalde Sergio Zarzar, quien se declaró molesto por la situación, mencionó que el proceso se habría viciado por la entrega de una planilla requerida durante la licitación.

La tercera licitación fue extendida luego de que llegara solo una empresa al fin de ella. El municipio, para salvar el proceso y fomentar la participación de más firmas, accedió a entregar a través del portal de Mercado Público una planilla de sueldos de trabajadores de Núcleo Paisajismo. Tras ello llegaron cinco empresas con ofertas técnicas y económicas.

La municipalidad especificó en la misma página del Mercado Público que la mencionada planilla contenía errores de “carácter técnico”, pues se unificaron en la presentación de las remuneraciones las de “cortador y orillador”,  cuando en realidad son funciones diferentes y con rangos de sueldos diversos. 

Tal información errada llevó a que dos oferentes presentaran propuestas técnicas que tenían como base el vicio mencionado.

Adicionalmente, en las bases no se reguló “la concurrencia de las Uniones Temporales de Proveedores, debiendo haber sido aceptadas por imperativo legal”. Esto habría tenido como consecuencia que una UTP (Núcleo Paisajismo) presentaba una serie de falencias que fueron detectadas en el análisis final.

De esta manera, la comisión concluyó que “el actual proceso licitatorio debe ser dejado sin efecto por la autoridad, por vulnerar el interés público general, particularmente la igualdad de los oferentes y la transparencia indubitada que debe regir y orientar el proceso”. 

Como consecuencia del término de la licitación, el gobierno comunal decidió no prorrogar por segunda vez el contrato con la actual empresa concesionaria, Núcleo Paisajismo, a quien ya se le había extendido el vínculo el 15 de diciembre de 2017.

Es por ello que desde el 15 de junio y mientras no sea licitada la mantención de áreas verdes, será el municipio el que contratará al personal requerido.