“Si alguien tiene alguna denuncia que hacer, que la haga”

El obispo de Chillán enfatizó que la Conferencia Episcopal continuará ejerciendo su labor hasta que el Papa Francisco ratifique las renuncias y los nombres de quienes seguirían desempeñando su función. De regreso desde el Vaticano, el jefe de la Iglesia Católica invitó ayer a un punto de prensa en el Obispado de Chillán para comentar los alcances del encuentro con el Pontífice, tras lo cual la totalidad de los obispos pusieron sus cargos a disposición. 

“Creo que la gran mayoría de nosotros hemos manifestado al Papa el gran dolor que nos produce un documento muy fuerte, donde con mucha claridad se dice de que las cosas en Chile, la Iglesia no las ha hecho siempre bien. Ha dicho con mucha claridad, porque no siempre hemos estado atentos a la atención de las víctimas de abusos sexuales”, manifestó Pellegrin quien declina relacionar la postura del Episcopado a una renuncia generalizada. 

“Esto no significa, como le dije a algunos medios cuando llegué a Santiago, de que las diócesis están sin cabeza porque no hay obispos, todos nosotros seguimos en nuestra función. Seguiremos guiando y pastoreando las diócesis”, afirmó Pellegrin en diálogo con los medios locales.

Agregó que “poner el cargo a disposición no es lo mismo que renunciar, tomar tu carpeta personal e irte a la casa. Nosotros no nos vamos a la casa, le dijimos al Papa ‘si le servimos aquí estamos, si usted quiere cambiarnos lo aceptamos y usted tomará las decisiones para nombrar o un administrador en las diócesis o a un nuevo obispo”.

Denuncia de abusos 

Consultado acerca de por qué la curia nacional no reaccionó oportunamente a las denuncias de abusos sexuales, Pellegrin señaló que varios desconocían los hechos.

“Personalmente yo pienso que lo que tenemos ahora es el informe de monseñor Scicluna, muchas de las cosas que están ahí yo no las conozco. Un obispo local va a conocer lo que pasa en su diócesis, no necesariamente lo que pasa en otras. El caso Karadima, se dio fundamentalmente en la arquidiócesis de Santiago, habrá que preguntarse qué no estuvo ahí bien en el término de la comunicación”, sostuvo.

Finalmente, el sacerdote instó a quienes tengan alguna denuncia que hacer, a realizarlas de manera formal. “Aprovecho de decir, por lo menos lo digo aquí en mi diócesis, que si alguien tiene algún tipo de denuncia que hacer, que las haga”, dijo.

“Yo los invito, si hay algo contra el obispo, contra los sacerdotes, contra los diáconos, algún catequista, alguna situación que anda mal que se denuncie, pero que se haga con seriedad, que se pueda dar la cara, que se firme esa denuncia, de manera que el obispo pueda proceder con una investigación, y si hay menores involucrados tiene que mandar esa información a Roma, y si no entonces él tiene algunas facultades también para corregir, para funcionar”, concluyó.