Redención Roja es la consigna en el plantel

El delantero Sebastián Varas asume “mea culpa” por la derrota en Arica.  Cuerpo técnico ha trabajado el aspecto anímico durante esta semana, clave para derribar a los loínos. 

Asumiendo que gran parte del mal momento futbolístico responde al bajo nivel de algunas individualidades que han exhibido un deficiente e irregular rendimiento durante la primera rueda de la Primera B, el plantel ñublensino se apresta para enfrentar a Cobreloa este domingo, en un partido en el que el técnico Emiliano Astorga se juega en un buen porcentaje su permanencia. 

Uno de los que admitió los errores cometidos en Arica fue el delantero Sebastián Varas, ausente en el marcador en el norte. 

“La verdad es que es muy lamentable la situación que nos pasó. Creo que ningún compañero que estaba en la cancha, más aún como se estaba dando el partido, esperó que pasara eso. Fue lamentable. Cuando veníamos de regreso en el avión, era un funeral porque nadie tenía ánimo de nada. Y era obvio, a nadie le gusta que te den vuelta un partido de esa forma, es complicado, difícil, pero ya está, se perdió y no se puede hacer mucho”, profundizó Varas, aludiendo a la dolorosa derrota 3-2 ante el cuadro ariqueño, derrotado por Ñublense con goles de Silva y Jiménez hasta el minuto 61’. 

El atacante prosiguió su análisis reconociendo responsabilidad en no haber sido capaces de capitalizar la ventaja inicial. 

“Fueron errores claves los que nos costaron el partido. Los primeros 15 minutos parecía que les íbamos a hacer seis goles, y terminamos perdiendo 3-2. Tenemos que aprender de esos errores, no pueden volver a suceder. No sacamos nada con seguir lamentándonos cuando tenemos un partido a la vuelta de la esquina”, afirmó. 

Precisamente el aspecto anímico ha sido uno de los focos de atención durante los entrenamientos, por parte del cuerpo técnico. Astorga sabe que si sus pupilos no se recuperan mentalmente de la caída en el Estadio Carlos Dittborn, las opciones de vencer al cuadro loíno disminuyen considerablemente. 

“El ‘profe’ (Astorga) ha hecho hincapié en mejorar el ánimo. A uno como profesional le afecta mucho perder de esa forma. Por eso, entre todos estamos trabajando para levantar el ánimo. Todos somos bastante grandes y maduros para dar vuelta esta situación. Siempre he dicho que el fútbol da revancha, y ahora tenemos una este fin de semana, en nuestra casa y con nuestra gente. Trataremos de hacerlo de la mejor manera posible. Esto es para valientes, hay que dar la cara. Hay que pararse en la cancha y volver a jugar la final que siempre jugamos cada fin de semana”, proyectó Varas, agregando que el plantel está consciente de que Ñublense no puede darse el lujo de obtener un exiguo punto, de 12 que estuvieron en juego en los últimos partidos. 

Por ello, hay otro elemento psicológico que los jugadores rojos tendrán que manejar en el Nelson Oyarzún: la presión de una hinchada molesta, que a través de las redes sociales ha pedido la salida de Astorga. 

Cobreloa buscará su primer triunfo como visita en el torneo y rentabilizar el mal momento rojo. 

Alineación 
En lo deportivo, “Guachupé” Jiménez podrá ser de la partida para completar el tridente ofensivo con Michael Silva y Varas, quien marcó por Copa Chile a Fernández Vial, y espera repetir dentro de dos días. 

Cabrera seguiría al arco, en desmedro de Contreras; completando la retaguardia roja Pedreira y Andrade, y por las bandas, Bugueño y Sepúlveda; en contención Reyes con Pozo, y para la salida el argentino Emanuel Croce.