Críticas a directores de Cesfam marca concurso

Cuestionamientos a la labor que realizan los directores de los Centros de Salud Familiar de la atención primaria dependientes de la Municipalidad de Chillán, se hicieron presentes ayer durante la comisión de concejo donde el gobierno local transparentó el proceso de recambio de jefes de tales entidades.

El tema, fue analizado internamente por los ediles, autoridades municipales y representantes de los funcionarios luego de que desde el concejo se solicitara conocer antecedentes referidos a la marcha de proceso de selección.

El concejal Camilo Banevente planteó que “pensábamos que el proceso más bien podría estado dirigido a confirmar a los directores actuales, pero vemos que hay motivos para pensar que pueden haber cambios de autoridades en los Cesfam”.

El edil PPD dijo que “no son pocos los funcionarios que piden cambios en la mayoría de los centros de salud, pues hay quejas de malos tratos y quejas sobre la gestión en la atención primaria”.

El concurso de antecedentes que convoca el municipio chillanejo, tiene como objetivo oficializar los cargos en los centros de salud Isabel Riquelme, Ultraestación, Sol de Oriente, Quinchamalí y San Ramón Nonato que se encuentran en calidad de subrogancia.

En todos los Cesfam, se buscan directores de 44 horas, pero cuyas remuneraciones varían de un centro a otro de tal manera que quien dirija el Sol de Oriente tendrá una renta de $2.000.000, mientras que el de Isabel Riquelme, $2.500.000 y el de San Ramón, $3.000.000.

El concurso público se mantiene abierto de tal manera que hasta el 14 de junio tienen plazo los interesados para entregar sus antecedentes.

En el proceso de selección se considerará la experiencia laboral de los postulante además de cursos de especialización que hayan cursado.

Para el análisis de los antecedentes se creó una comisión municipal que finalmente propondrá al alcalde Sergio Zarzar una terna para cada centro de las cuales saldrá el director para los próximos cuatro años.

Los ediles plantean que esperan que al final del proceso lleguen efectivamente a ocupar los cargos de directores de Cesfam las personas que reúnan las condiciones profesionales y personales requeridas y no operen factores políticos.

Lo que se espera, plantea Benavente, es que “lleguen personas con ideas nuevas y que sean capaces de recomponer las relaciones internas en los Cesfam los que en algunos casos están presionados y con problemas de gestión que se expresan en problemas de atención a los usuarios”.

La postulación admite a un amplio rango de profesionales del área de la salud y otros como médico cirujano, químico farmacéutico, bioquímico, cirujano dentista, asistentes sociales, enfermeras, kinesiólogos, matronas, nutricionistas tecnólogos médicos, terapeutas ocupacionales y fonoaudiólogos.

Se admiten igualmente curriculums de profesionales de postgrado en el área de la salud pública debidamente acreditado.