Más de 500 personas han ido a asambleas del Pladeco

A la Escuela Ramón Vinay  llegaron el miércoles más de 100 personas para aportar con ideas al Pladeco.

Alrededor de 500 personas han participado hasta el momento en las jornadas de participación ciudadana, vinculadas a la elaboración del Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco), según evaluaciones de autoridades comunales, de la UBB y de concejales.

La segunda fase de ejecución del proyecto, que debe concluir con una nueva carta de navegación para la ciudad, si bien comenzó con algunas críticas respecto de la convocatoria, aquellas se esfumaron luego de que las últimas reuniones  alcanzaron la masividad esperada.

El martes pasado la asamblea realizada en la Escuela Ramón Vinay congregó a más de 100 personas y los resultados, refieren sus organizadores, dan cuenta de que se contará con un nivel de propuestas representativas del sector.

Domingo Sáez, coordinador del Pladeco en la UBB, comentó tras el encuentro que “hay satisfacción por la asistencia de la comunidad, que ha respondido al llamado que realizamos como universidad, junto al municipio de Chillán”.

La afluencia de personas,  agrega Sáez, fue similar a la que se vio en el sector de Capilla Cox, donde se reunieron habitantes de sectores rurales cercanos, quienes debatieron antecedentes generales y temas territoriales.

Desde el municipio chillanejo precisan que hasta el momento, en los talleres y encuentros con actores relevantes, han asistido alrededor de 500 vecinos, dirigentes sociales, gremiales y profesionales, además de autoridades y concejales de la comuna.

Sumatoria de ideas

Durante la primera fase del nuevo plan, en la que participaron el alcalde, concejales y funcionarios municipales, surgieron 284 propuestas, desglosadas en 53 estudios, 111 programas y 120 proyectos, tal como se detalla en el primer informe de 435 páginas entregado a los integrantes del Concejo Municipal a mediados de abril.

En la ejecución del estudio de actualización de este instrumento de gestión y planificación de la comuna se consideran 12 áreas de trabajo: Medio Ambiente y Sustentabilidad, Cultura, Identidad y Patrimonio, Desarrollo Urbano-Rural, Transporte y Conectividad Vial, Desarrollo Social, Desarrollo Económico y Productivo, Salud, Educación, Turismo, Gestión Municipal y Servicios de la comuna, hacia la provincia y futura Región de Ñuble, Deporte y Seguridad y Servicios de Emergencia.

Los talleres ciudadanos proseguirán hasta el 23 de mayo en otros sectores urbanos y rurales de la comuna, según el cronograma establecido, después de lo cual comenzaría la fase de análisis de los encuentros y sistematización de la información para concluir con la propuesta definitiva probablemente durante el segundo semestre.

El alcalde Sergio Zarzar comenta:  “estamos satisfechos con haber superado la primera etapa y con la convocatoria de la segunda etapa que es la consulta ciudadana. Los resultados iniciales nos indican que la comunidad ha respondido muy positivamente al llamado de la Municipalidad y la UBB a participar de esta importante herramienta de planificación y gestión comunal”.

Quedan cinco talleres

Hasta el momento se han desarrollado cuatro encuentros de nueve talleres planificados en sectores rurales y urbanos de la comuna, además de un taller de inducción y un encuentro con actores relevantes realizados a comienzos de esta segunda fase. Hoy, en tanto, se realiza el quinto taller ciudadano en la Escuela Rosita O’Higgins, que involucra a vecinos de la zona sur de la comuna.

De acuerdo a los registros de participación del municipio, en esta segunda fase del plan ha asistido un promedio de 100 personas en los encuentros urbanos y 70 en los realizados en los sectores rurales.

Respecto de la participación, el concejal Víctor Sepúlveda,  quien inicialmente cuestionó la calidad del proceso, dice que “ha mejorado bastante y se ve mucha más gente que en las primeras asambleas territoriales”.

Sepúlveda remarca que junto con ello se ha visto un gran interés por presentar ideas que se sumen al trabajo final que será aprobado por el Concejo Municipal.

Camilo Benavente (PPD) sostiene que “la comunidad se está expresando y hay iniciativas interesantes en las reuniones que sin duda deben ser parte del Pladeco”.

Patricio Huepe concejal DC, recalca que las comunidades se están expresando por soluciones en temas viales, de medio ambiente e incluso “hay propuestas interesantes de descentralizar el municipio en sectores populares y gestionar planes culturales en las poblaciones”.

La presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, Cecilia Henríquez, expone que la comunidad tiene interés en ser parte del Pladeco, pero apunta que “ojalá las ideas formen parte del plan final y luego sean ejecutadas por la municipalidad”.

Si bien la segunda fase concluiría el 23 de mayo, ediles plantean que es necesario sumar Alrededor de 500 personas han participado hasta el momento en las jornadas de participación ciudadana, vinculadas a la elaboración del Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco), según evaluaciones de autoridades comunales, de la UBB y de concejales.

La segunda fase de ejecución del proyecto, que debe concluir con una nueva carta de navegación para la ciudad, si bien comenzó con algunas críticas respecto de la convocatoria, aquellas se esfumaron luego de que las últimas reuniones  alcanzaron la masividad esperada.

El martes pasado la asamblea realizada en la Escuela Ramón Vinay congregó a más de 100 personas y los resultados, refieren sus organizadores, dan cuenta de que se contará con un nivel de propuestas representativas del sector.

Domingo Sáez, coordinador del Pladeco en la UBB, comentó tras el encuentro que “hay satisfacción por la asistencia de la comunidad, que ha respondido al llamado que realizamos como universidad, junto al municipio de Chillán”.

La afluencia de personas,  agrega Sáez, fue similar a la que se vio en el sector de Capilla Cox, donde se reunieron habitantes de sectores rurales cercanos, quienes debatieron antecedentes generales y temas territoriales.

Desde el municipio chillanejo precisan que hasta el momento, en los talleres y encuentros con actores relevantes, han asistido alrededor de 500 vecinos, dirigentes sociales, gremiales y profesionales, además de autoridades y concejales de la comuna.

Sumatoria de ideas

Durante la primera fase del nuevo plan, en la que participaron el alcalde, concejales y funcionarios municipales, surgieron 284 propuestas, desglosadas en 53 estudios, 111 programas y 120 proyectos, tal como se detalla en el primer informe de 435 páginas entregado a los integrantes del Concejo Municipal a mediados de abril.

En la ejecución del estudio de actualización de este instrumento de gestión y planificación de la comuna se consideran 12 áreas de trabajo: Medio Ambiente y Sustentabilidad, Cultura, Identidad y Patrimonio, Desarrollo Urbano-Rural, Transporte y Conectividad Vial, Desarrollo Social, Desarrollo Económico y Productivo, Salud, Educación, Turismo, Gestión Municipal y Servicios de la comuna, hacia la provincia y futura Región de Ñuble, Deporte y Seguridad y Servicios de Emergencia.

Los talleres ciudadanos proseguirán hasta el 23 de mayo en otros sectores urbanos y rurales de la comuna, según el cronograma establecido, después de lo cual comenzaría la fase de análisis de los encuentros y sistematización de la información para concluir con la propuesta definitiva probablemente durante el segundo semestre.

El alcalde Sergio Zarzar comenta:  “estamos satisfechos con haber superado la primera etapa y con la convocatoria de la segunda etapa que es la consulta ciudadana. Los resultados iniciales nos indican que la comunidad ha respondido muy positivamente al llamado de la Municipalidad y la UBB a participar de esta importante herramienta de planificación y gestión comunal”.

Quedan cinco talleres

Hasta el momento se han desarrollado cuatro encuentros de nueve talleres planificados en sectores rurales y urbanos de la comuna, además de un taller de inducción y un encuentro con actores relevantes realizados a comienzos de esta segunda fase. Hoy, en tanto, se realiza el quinto taller ciudadano en la Escuela Rosita O’Higgins, que involucra a vecinos de la zona sur de la comuna.

De acuerdo a los registros de participación del municipio, en esta segunda fase del plan ha asistido un promedio de 100 personas en los encuentros urbanos y 70 en los realizados en los sectores rurales.

Respecto de la participación, el concejal Víctor Sepúlveda,  quien inicialmente cuestionó la calidad del proceso, dice que “ha mejorado bastante y se ve mucha más gente que en las primeras asambleas territoriales”.

Sepúlveda remarca que junto con ello se ha visto un gran interés por presentar ideas que se sumen al trabajo final que será aprobado por el Concejo  Municipal.

Camilo Benavente (PPD) sostiene que “la comunidad se está expresando y hay iniciativas interesantes en las reuniones que sin duda deben ser parte del Pladeco”.

Patricio Huepe concejal DC, recalca que las comunidades se están expresando por soluciones en temas viales, de medio ambiente e incluso “hay propuestas interesantes de descentralizar el municipio en sectores populares y gestionar planes culturales en las poblaciones”.

La presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, Cecilia Henríquez, expone que la comunidad tiene interés en ser parte del Pladeco, pero apunta que “ojalá las ideas formen parte del plan final y luego sean ejecutadas por la municipalidad”.

Si bien la segunda fase concluiría el 23 de mayo, ediles plantean que es necesario sumar posteriormente reuniones temáticas con colegios profesionales y autoridades.