Siete: el gato de un metro atemoriza a vecinos de Las Condes

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Twitter | Joaquín Lavín

"El Tigre" fue el apodo que vecinos de Las Condes dieron a un gato de raza savannah cuyo nombre real es "Siete", y que mide aproximadamente un metro. El felino se ha instalado en la discusión pública durante los últimos días, tras sus frecuentes escapes desde la casa de su dueño.

Estos últimos episodio han generado tempor entre los vecinos del sector Los Dominicos, producto de la apariencia del animal que también asusta a las mascotas que residen en dicha localidad, consignó BioBioChile.

Incluso desde el municipio, el alcalde Joaquín Lavín, se ha referido sobre lso escapes del gato a través de Twitter. "El gato “Siete” otra vez en sus andanzas por General Blanche. Algunos perritos chicos se asustaron", relató el jefe comunal.

Lo cierto es que el propietario de la mascota cuenta, según el diario La Tercera, con todos los permisos y certificados que legalizaron el ingreso del felino al país, debiendo cumplir un cúmulo de condiciones para ello como, por ejemplo, mantenerlo al interior de su domicilio.

En este sentido, la encargada de Higiene Ambiental de la municipalidad, Catherine Gautier, dijo al matutino de circulación nacional que "falta compromiso del dueño, porque el permiso exige tenerlo en el domicilio". 

"Cuando se escapó en abril, los dueños fueron citados por la sección jurídica del SAG y se les exigió nuevamente que el animal permaneciera en el domicilio, pero no han cumplido. Corre el riesgo de que se lo quiten", explicó la profesional.

Javiera Ugarte, dueña del único criadero de la especie savannah, explicó que los dueños del animal ya perdieron uno de características similares tras un atropello.

"Deberían multarlo e incluso quitarle el animal. Ya se le murió uno y el segundo va por el mismo camino, es maltrato animal y tenencia irresponsable. Debería aplicarse la Ley Cholito. Me parece extraño que el SAG le haya dado el permiso", dijo, mientras su propietario declinó referirse al hecho.