Ñublensinos se recuperan tras accidente de bus militar en Cochamó

El conductor del bus perdió el control de la máquina, que cayó al vacío 50 metros para terminar en el estuario de Reloncaví.

Los ñublensinos, José Medina y Nazarino Catalán, ocupantes del bus militar que cayó al río Puelo, en Cochamó, evolucionan bien, ya que solo quedaron con contusiones leves tras el volcamiento que dejó a un fallecido, el cabo Felipe Quezada.

Ambos son cabo primero oriundos de San Carlos y hace más de 10 años trabajan en el Regimiento de Infantería Nº9. José (43), quien es casado y tiene tres hijos, se desempeña en la Unidad de Relaciones Públicas y también como conductor de vehículos motorizados. En tanto, Nazarino (32), quien también es casado y tiene un hijo, es instructor de la compañía de Blindaje.

Desde el 6 de abril que se encontraban en la comisión de servicio del cuerpo militar en el sector de río Puelo para apoyar las labores que se realizan en la carretera Austral .

“Volvieron de un servicio, porque trabajan por jornadas de 20 días por 10 días de permiso desde sus guarniciones vuelven con sus familias. Ellos se encontraban regresando del permiso para iniciar su periodo de labores y en el trayecto hacia este lugar es cuando se accidenta el bus. Ellos caen, logran salir del bus junto a la mayoría de los pasajeros, tuvieron contusiones leves, y fueron evacuados al hospital de Puerto Montt y luego a Puerto Varas”, explicó el comandanta del RI9, el teniente coronel James Saure a La Discusión.cl

Los militares se encuentran recuperándose en la Enfermería del Regimiento de Sangra de Puerto Varas, donde siguen en observación, pero al cierre, de esta edición aún no recibían el alta médica.

En el sur, los ñublensinos se encontraban trabajando como conductores de camiones que trasladabn materiales de construcción en el contexto de una comisión de 6 meses.

"Ellos están en un campamento en río Puelo, donde hay un destacamento. Ambos son muy  trabajadores y permanentemente preocupados, con  muy buena disposición para trabajar en el regimiento y en actividades en apoyo a la comunidad", dijo  la autoridad militar.

Carmen Gloria Mora, quien es cercana a la familia del cabo José Medina, comentó que él se encuentra en estado de shock debido al violento impacto.

"Se encuentran aún muy adolorido, ya que tiene muchos hematomas no durmió nada anoche, porque cada vez que cierra los ojos recuerda todo el episodio que vivió, así que hoy estaba esperando al comandante del regimiento que los iba a visitar. Mañana sábado los trasladan a Chillán".