Zarzar da cuenta basada en obras y orden financiero

En la ocasión se puso de relieve la capacidad para financiar obras propias. El Teatro Municipal fue el escenario elegido por el gobierno local para la Cuenta Pública del 2017.

Mientras el alcalde Sergio Zarzar calificaba su cuenta pública sobre lo realizado durante el año 2017 como “contundente y el inicio de tiempos mejores”, desde la oposición la definían como un despliegue escénico “autocomplaciente”.

Lo cierto es que las miradas sobre el estado de la urbe varían de acuerdo al prisma político desde el que se miren las acciones que ejecuta la autoridad municipal, su equipo de trabajo y funcionarios municipales.

Durante la cuenta pública desarrollada en el Teatro Municipal, el alcalde de Chillán  destacó de sobremanera el nivel de ingresos que presenta el presupuesto municipal, que el año pasado llegó a los $37.567 millones.

“Cuando asumí como alcalde el presupuesto de la ciudad era solamente de $13.299 millones y hoy estamos por sobre los $37.000 millones lo que nos permite ejecutar obras con fondos propios”, destaca el edil.

En su alocución, el alcalde pasó revista a los proyectos urbanos a las inversiones en estadios de los barrios comunales y destacó las inversiones estatales como el del Plan Maestro de Aguas Lluvias que totalizará en varias etapas más de $30.000 millones.

Asimismo, puso de relieve inversiones del orden de los $740 millones entregados por el Gobierno anterior para dotar a la ciudad de medios que contribuyen a mejorar la seguridad ciudadana.

Entre los proyectos futuros, detalló la intervención para la Plaza y el Centro Cívico de Chillán que aún está en etapa de diseño, pero que una vez que sea ejecutada costará más de $7.000 millones.

En el orden de inversiones con fondos propios destacó la construcción de la techumbre de la plazoleta Sargento Aldea en el patio Isabel Riquelme, junto con numerosas otras iniciativas.

Además resaltó que esperan retomar en breve la construcción de la pistas de BMX en Quilamapu, un recinto que además debiera contar con una piscina temperada.

No todos fueron logros, pues el edil mencionó entre las falencias de la ciudad el desorden que se presenta en el tramado urbano tras las cuatro avenidas y además la deuda pendiente respecto del reciclaje en la urbe.

El concejal Patricio Huepe quien calificó como “autocomplaciente” el discurso, aunque destacó, no obstante, el orden financiero que muestra la ciudad respecto de otras comunas del país que tienen serios problemas financieros.

El concejal Juan López Cruz, en tanto, expuso que “me pareció un discurso débil donde el alcalde reflejó poca convicción en las cosas que decía. Me pareció un relato débil y carente de grandes ideas para la ciudad”.

El concejal Camilo Benavente, sostuvo que “hemos visto más de lo mismo, no hay novedades en esta cuenta. El alcalde ha presentado un estado de la ciudad basada en su propia visión y no en la de los ciudadanos que ven otras cosas”.

Benavente agrega que a la autoridad “le faltó fuerza y convicción además de que no propuso una agenda interesante de proyectos”. Además, sostuvo, omitió los problemas viales y las soluciones de largo plazo.

La concejala Nadia Kaik, en tanto, planteó que “el alcalde expuso ante la comunidad los grandes proyectos que fueron ejecutados en la ciudad y planteó desafíos claros para los años que vienen”.

Resaltó que la municipalidad está comprometida con una serie de iniciativas como las luminarias, el Plan Maestro de Transportes, las ciclovías, Salud, Educación y múltiples áreas donde se ven resultados concretos”.