Municipio de San Fabián lamenta millonarias demandas por despidos

No han sido favorables para el municipio de San Fabián los últimos fallos judiciales respecto a demandas que diversos funcionarios que habían sido desinculado desde el arranque de la administración del alcalde Claudio Almuna.

Fallos que obligan pagos que van desde los 3 a los 40 millones de pesos benefician a profesores, personal de biblioteca y otros funcionarios de diferentes reparticipaciones, terminaron por generar una sensible pérdida de dinero de unas arcas que no destacan, precisamente, por lo holgada, considerando que se trata de de las pocas comunas de Ñuble que no termina su proceso de alcantarillado.

Por tal razón, el municipio ha buscado negociar con los demandantes para que bajen sus pretenciones y den facilidades de pago, pero además, los concejales solicitaron un sumario a cada uno de los casos para conocer a fondo la razón de la desvinculación y las justificaciones de los montos exigidos. "Es un tema delicado y que lamentamos por la cantidad de dinero que significa, sin embargo queremos que la Contraloría realice su trabajo sin presiones, más allá no podemos hacer más que lo contempla la ley por lo que no podemos aventurar y expresar nada más", zanjó el concejal Rodrigo Ávila.

En la misma línea, su par Juan Carlos Parada añadió que "los casos de despidos son públicos, pero respecto al resto, creo que no es el momento de pronunciarse".

Dentro de los puntos complejos del caso destaca una notificación enviada por el tribunal en que se advertía al alcalde Almuna, que el representante legal de la municipalidad (al menos en esas causas), Esteban San Martín, ni siquiera se había presentado a los alegatos de la última audiencia.

"El señor San Martín ya no trabaja en el municipio" dice el alcalde Almuna, quien asegura que "todos esos despidos tienen alguna justificación que aún defiendo y sostengo. Algunas van desde que los sueldos que recibían esos funcionarios no se condecían con sus competencias, o el que otros funcionarios realizaran trabajos particulares en horarios de oficina, hasta el hecho que la persona que fue despedida desde la Biblioteca fue sentenciada por un Juzgado Penal por no respetar los derechos de los niños, es decir, por malos tratos".

Almuna precisa que para palear las pérdidas "estamos desarrollando algunas estrategias con la inspección municipal para que regularicen los permisos de construcción, ya que hay muchas cabañas que no están registradas, además de fomentar a los ciudadanos que saquen sus permisos de circulación en la comuna".

Finalmente, el alcalde planteó que "debería haber una correlación entre los diversos tribunales del país respecto a los fallos, ya que cuesta comprender que mientras un juzgado penal sentencia a un funcionario por malos tratos a los niños, paralelamente, el juzgado laboral ordene su reincorporación".