En 56% creció la matrícula en la Escuela Arturo Mutizábal

En un 56% ha aumentado el número de matrícula en la Escuela Arturo Mutizábal de Chillán en los últimos cuatro años, según información entregada por la directora del establecimiento municipal, Mariana Núñez.

El sostenido crecimiento poblacional del sector, a través del desarrollo de diversos proyectos habitacionales en el sector oriente de la comuna, como la construcción de las villas Brisas del Valle, Verde Parque y Los Dominicos, y el servicio que estaría prestando el plantel público, son los principales factores que están determinando el ascenso sostenido de la demanda, según explicó la administradora del centro de estudios, que pasó de tener un centenar de alumnos el 2014, a los actuales 156.

Esto en un contexto de baja sostenida de matrícula en el sistema de educación municipal, convirtiéndose en un caso único.

“El aumento ha sido sostenido desde que asumí hace cuatro años, pero desde diciembre pasado a la fecha crecimos aún más con la llegada de 18 niños a la escuela. No solo se trata de demanda por los nuevos vecinos, sino que también in uye que uno de nuestros sellos ha sido el buen trato, la acogida que les damos a los alumnos y los talleres que desarrollamos. (...)También nos preocupamos en trabajar permanentemente el acercamiento a la comunidad, haciéndoles saber que somos parte de ella”, indicó.

La directora admitió que si bien se han hecho algunas mantenciones al plantel, estas han sido insuficientes, de modo que en la actualidad no se encontrarían totalmente preparados y dotados en cuanto a infraestructura que garantice condiciones óptimas para el desenvolvimiento diario de los alumnos.

Falencias

El particular caso de la Escuela Arturo Mutizábal se da en el contexto de una caída constante en el número de matrículas en los establecimientos municipales chillanejos en el último quinquenio, fenómeno que apunta a ser enfrentado con el cierre y fusión de escuelas.

Para el concejal Jorge Vaccaro, el repunte en la matrícula de la escuela es una buena oportunidad para demostrar que el sistema público puede prestar buenas condiciones físicas y un servicio de calidad a la comunidad.

“A mi parecer correspondería desarrollar una reposición total del establecimiento, porque es de madera, muy acotado y difícil de ampliarse en el sector. Debido a la demanda creciente, no se pueden hacer reparaciones. Creo que mejorando el edificio la escuela sería más atractiva y muchos vecinos de la zona se animarían a matricular a sus hijos”, comentó.

A juicio del edil Juan López Cruz, la actual situación de hacinamiento y malas condiciones de la escuela amerita cambios mayores.

“El municipio debería preocuparse de preparar y gestionar proyectos de mejoramiento para entregar las comodidades a los niños que estudian en la escuela”, mencionó.