Remachando hacia el norte en busca del éxito

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Eduardo Pérez

2015 año en que la Federación Nacional de Tenis comenzó a respaldad la modalidad inclusiva TAP en el país.

“Voy a la zona norte a quedarme con el título y a mejorar mi ranking. No es otra la meta. Para eso me he estado preparando fuertemente”, comenta Eduardo Pérez Pérez (32), tenista con una discapacidad física (hemiparesia) que se apronta a participar de un Campeonato Nacional de Tenis Adaptado del Pie (TAP) a desarrollarse desde el viernes y hasta el domingo próximo en el Club de Tenis de Coquimbo. 

Con el respaldo del área deportiva de la Universidad del Bío-Bío (UBB) y de la empresa privada, Eduardo representará a Chillán en el certamen TAP, modalidad dirigida a personas en situación de discapacidad fisica -que pueden desplazarse de pie- validada desde hace tres años por la Federación de Tenis de Chile. 

“Practico tenis desde los 16 años y una de mis fortalezas es el golpe de drive o derecha, a pesar que justamente la movilidad de esa mano es la que tengo afectada”, dice orgulloso Pérez, consciente que tendrá que validar su palmarés en la Región de Coquimbo: es quinto en la tabla nacional de tenistas discapacitados. 

En las canchas ubicadas en el Campus Fernando May de la UBB, Eduardo ha desplegado en las últimas semanas un intenso entrenamiento, tres días a la semana, con entrenamientos de dos horas y media cada uno. Todo, bajo la atenta mirada del docente Francisco Álvarez, entrenador de la rama de tenis de esa casa de estudios superiores. 

“La verdad es que ha sido vital contar con el apoyo de la UBB y con sus instalaciones de arcilla que están en excelentes condiciones. Eso me ha permitido entrenar con tranquilidad y con la seguridad que mejoraré mi rendimiento respecto al último torneo nacional en que participé”, afirma en alusión a su eliminación en semifinales en un campeonato tenístico inclusivo realizado en octubre último en la Región Metropolitana. 

González inspirador 

No tiene doble lectura en relación al tenista nacional que lo ha inspirado durante su carrera deportiva iniciada en las canchas municipales de Los Ángeles. “El extenista Fernando González es el ídolo incondicional que me motivó a jugar tenis, pese a mis condiciones físicas. Su carrera durante los años 2000, fue y será estimulante y es el ejemplo a seguir siempre en los torneos en los que participo”, aclara. 

Claro está que su nivel le permitiría estar presente en certamenes internacionales, tales como el que se disputará en julio en Brasil, o en diciembre en Estados Unidos. No obstante, la piedra de tope es la misma con la que se encuentran deportistas de diversas disciplinas en el país. “Los recursos hay que buscarlos en el mundo privado, y la verdad es que no pierdo la esperanza de debutar en el extranjero representando a Chile, ojalá este año, o el próximo”, proyecta.