Tres disputas judicializan recursos e inversiones claves en las Termas

La judicialización del proyecto con que la firma inmobiliaria ISN  busca construir diez departamentos en las Termas de Chillán llegó a sumar un nuevo capítulo en la cada vez más larga lista de conflictos legales  existentes en la cordillera ñublensina. 

El último de ellos, el reclamo de ilegalidad interpuesto por los propietarios de los departamentos que conforman el condominio Bosque Nevado, contra la Municipalidad de Pinto, por los permisos de construcción entregados al proyecto de la empresa que controla Somontur, en terrenos de esta última.

El recurso se encuentra en la Corte de Apelaciones de Chillán y en él los propietarios, encabezados por Daniel Torreblanca, reclaman que el proyecto inmobiliario se encuentra dentro de terrenos de su propiedad, al tiempo que dejan entrever una serie de presuntas irregularidades, y hasta eventuales delitos, eventualmente cometidos desde el municipio pinteño al autorizar un proyecto sin considerar los certificados de propiedad que poseen sobre el terreno. 

Lo propietarios, incluso, afirman que los permisos fueron concedidos sobre la base de planos falsos presentados al municipio. 

Y no es el único conflicto que presenta el proyecto inmobiliario de ISN, empresa que fue contactada por LA DISCUSIÓN y que no quiso referirse al tema. A comienzos de abril, el seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, anunció un proceso sancionatorio contra la firma, a la que acusó de presentar información incompleta del proyecto ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), fraccionado una inversión que para la seremi se trata de una sola iniciativa, intentando presuntamente eludir efectos ambientales en un área que es una Reserva de la Biósfera. 

En el mismo tenor de la demanda, los propietarios de Bosque Nevado presentaron un recurso de casación ante la Corte de Apelaciones chillaneja en el que piden una prueba pericial y una inspección personal del tribunal al hito uno del predio cordillerano, para determinar los límites del condominio y el proyecto inmobiliario.

Conflicto por el agua
También judicializada se encuentra la captación y utilización del agua en el principal centro turístico de la región, luego que los regantes agrupados en la Junta de Vigilancia del Río Diguillín demandaran al municipio chillanejo -propietario de la mayor parte de los terrenos de las Termas- por el uso de las aguas utilizadas por el concesionario Nevados para sus hoteles y piscinas, al igual que el resto de los proyectos privados, las que corresponden a la cuenca del río Renegado, tributaria del Diguillín. 

En primera instancia el Segundo Juzgado Civil de Chillán falló a favor de la Municipalidad de Chillán, por lo que se esperaba la apelación por parte de los regantes en la corte chillaneja. Paralelamente, se encuentra abierta una causa en la Corte de Apelaciones de Concepción, que rechazó un recurso de reclamación del municipio chillanejo contra una resolución de la Dirección General de Aguas (DGA) por la extracción no autorizada de aguas y la existencia de obras sobre vertientes situadas en la cuenca hidrográfica del río Diguillín; además de la presunta autoría del delito de usurpación de aguas. 

Marca registrada 
De larga data, además, es el conflicto por la marca Termas de Chillán. Inscrita originalmente por el anterior concesionario, Somontur, empresa propietaria del Hotel Termas de Chillán, la empresa entró en conflicto legal con  el municipio que reclama que una marca genérica utilizada tradicionalmente por la comunidad, no puede ser inscrita por particulares. 

Consultado por el estado de esta causa, desde el municipio informaron que “las causas aún se encuentran en trámite y se está a la espera de que se pongan en tabla para que se vean los recursos ante el tribunal de la Inapi”. 

En junio de 2014 el Instituto de Propiedad Intelectual falló en primera instancia a favor del municipio chillanejo en torno al uso de la marca en el proyecto “Nevados de Chillán Spa and Termas de Chillán” a cargo del concesionario actual, Nevados, restando aún el fallo sobre el uso de la dirección web y el agua mineral. Según informó el concejal Jorge Marcenaro, desde julio del año pasado la denominación de origen por el uso del nombre Termas de Chillán ya estaría liberada, por lo que la municipalidad y cualquier empresario podría utilizarla.

Bosque Nevado presenta querella por planos falsos 

En el marco del reclamo contra la Municipalidad de Pinto presentado por los propietarios del condominio Bosque Nevado, el demandante adjuntó como antecedente ante la corte una querella por la presentación de supuestos planos falsos que se habrían adjuntado para respaldar los permisos municipales al proyecto de departamentos de ISN. 

“Los profesionales que han presentado los antecedentes que fundan el permiso de edificación N° 0060-2015 debieron haberse percatado de que se encontraban frente a un plano falso, que fue individualizado por estos profesionales en el documento intitulado Informe Favorable de Obra 49 Nueva Conjunto Villa del Bosque Nevado Ruta 55 Camino Chillán- Termas Chillan S/N Rol 873-194 Comuna de Pinto como “copia de plano de subdivisión protocolizado N°43 de fecha 27.09.1997” (sic)” se lee en la demanda.

“Tal es la gravedad de la situación mencionada, que cabe hacer presente a SS.,Ilma. que aquello además es materia de investigación en virtud de una querella criminal actualmente en tramitación en el Juzgado de Garantía de Chillán, por cuanto dicho documento ha sido analizado por arquitectos y otros profesionales conforme a su lex artis, y sin embargo en forma dolosa han sido incluidos y considerados dentro de un informe favorable, lo que resta toda seriedad y profesionalismo de todos quienes participaron”, agrega.