Aceleran trabajo para definir la nueva planta del municipio chillanejo

En el municipio local a “contrata” existen unas 150 personas aproximadamente.

La próxima semana los funcionarios municipales de Chillán se reunirán con autoridades de la repartición con la finalidad de avanzar en la propuesta que el gobierno comunal tiene que enviar a la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere),   para adecuarse a la nueva Ley de Plantas Municipales.

Las conversaciones entre las partes comenzaron el año pasado y hasta la fecha, explicó Soraya Martínez, presidenta de la Asociación de Funcionarios de Planta, existen avances concretos.

Durante la próxima semana será realizada una nueva reunión bipartita con la finalidad de discutir la propuesta que el municipio chillanejo tiene que derivar a la Subdere.  El documento con la proposición municipal, que definirá la nueva estructura municipal,  tiene que ser enviado durante el primer semestre a más tardar. 

Posteriormente la Subdere tendrá que analizar el informe municipal y si es aprobado, tendría que ser ratificado por la Contraloría Regional.

Martínez sostiene que el cronograma se acorta cada vez más, puesto que la nueva configuración tiene que comenzar a operar desde el 1º de enero de 2020.

El municipio chillanejo, expresó, considera un conjunto de 264 profesionales en el primer escalafón de su sistema de contrataciones. En la actualidad existen en la planta alrededor de 70 cupos disponibles, que deben ser llenados al año 2020.

Tal escalafón puede crecer por sobre los 264 funcionarios actuales, si es que el municipio decide incorporar nuevos cargos y unidades en el proceso de reconfiguración general.

Se supone que en el futuro las plantas municipales podrían ser completadas con personal a contrata. Y eventualmente quienes están a honorarios podrían subir justamente a  esa categoría.

La modificación constituye un anhelo de los funcionarios,  que la actual administración edilicia tiene la misión de materializar luego de que hace un par de años fuera aprobada la Ley de Plantas que rige para todo el país.

En el caso de la comuna de Chillán los funcionarios ya han percibido los efectos de la normativa, que entre otras cosas mejoró las remuneraciones y entregó una serie de  beneficios.

Lo que se espera en el mediano plazo es una reestructuración de las plantas municipales, que tendrá efectos sobre todos los que se desempeñan bajo el rótulo de “contrata” e incluso de los honorarios.

El municipio chillanejo ha desplegado a profesionales de diversas unidades con la finalidad de conducir a buen puerto esta modificación, de tal manera que participan en las gestiones personal de Administración, Secpla, Control, Finanzas y Recursos Humanos.

Uno de los elementos que habían sido analizados se refería a que los cambios en la estructura interna permitieran favorecieran la profesionalización estipulada en la ley 20.922, donde se busca que el 75% de los cargos deben ser llenados por técnicos o profesionales.

Desde el prisma de los trabajadores municipales, el tema tiene prioridad, dadas las profundas implicancias técnicas y económicas. Es por ello que  alientan al municipio a dar pasos más veloces para sacarlo adelante.

Las tratativas para realizar modificaciones en la administración municipal comenzaron durante el año 2016, luego de que fuera aprobada la normativa que genera una nueva relación entre el gobierno comunal y los funcionarios.