Chillanejos sellan su amor al estilo de París

Poco a poco los chillanejos han expresado su amor y compromiso de manera muy especial.

Lo han hecho al estilo parisino, como sucedía en los puentes de la ciudad emblema del romance, donde los enamorados colgaban candados como símbolo de una relación duradera. Sin embargo Con el pasar de los años la tradición perdió fuerza, ya que estos elementos metálicos fueron retirados por las autoridades francesas para evitar el colapso de los viaductos.

En Chillán, lejos de terminar esta costumbre, está cada vez más arraigada, ya que son varias las parejas que han llegado al puente peatonal de avenida Collín con O' Higgins, para sujetar sus candados desde las rejillas que están bajo las barandas.

Desde la sociología analizan este fenómeno y sostiene que la adopción de patrones foráneos es parte de las prácticas culturales desplegadas por los chilenos, ya que las construcciones identitarias siempre han centrado la mirada en el exterior.

Un buen ejemplo de esto, sostiene el sociólogo Kevin Villegas, académico de la Universidad Pedro de Valdivia en Chillán, es la discriminación histórica hacia el pueblo mapuche, ya que en ella se evidencia la negación que ha existido hacia lo local

“Básicamente por moda e imitación de una cierta forma de manifestar un romanticismo en espacios públicos, que además por estar teñidos de ese aire europeo resultan atractivos para los enamorados. En Chile existen prácticas endémicas como las que se dan en el conocido bar J. J. Cruz de Valparaíso, donde los enamorados dejan papeles con sus nombres pegados en las paredes, mesas y múltiples lugares de dicho lugar”.

Agrega que “claramente dicha moda ha sido alimentada por los medios de comunicación. Me parece que el principal problema es de tipo urbanístico, como lo que sucede en París en estos tiempos, donde han tenido que prohibir y multar a los "enamorados" por "demostrar" excesivamente su amor de esta forma”.

No solo en Chillán se ha desarrollado esta acción romántica importada de París, también en el puente Pío Nono en Providencia, donde razones de seguridad retiraron  los “candados del amor”.

Es por ello que el constructor civil de la Pontifícia Universidad Católica, Marcelo Aguila, recomienda al municipio mantener en observación esta situación para evitar accidentes.

“Creo que las cargas dinámicas para lo cual está diseñado ese puente son mayores que las cargas estáticas que pueden provocar los candados, por lo tanto, puede que se produzca una falla en las baradas, ese puede ser el problema que se caígan. El riesgo puede ser que la pareja esté apoyada de las barandas y puedar caer hacia atrás, pero no creo que colapse el puente. ”

Agrega que “habría que evaluar la calidad de la baranda, hacer un análisis por parte de un ingeniero calculista, porque depende de la materialidad cuánto pueda resistir. El ingeniero tiene que hacer un levantamiento de resistencia y calcular las cargas para lo cual fue diseñado cada estructura y las cargas a lo cual ahora está sometido”.