Los Archivos X en Ñuble y los contactos con la inteligencia ET

Misión Rhama relacionada con Sixto Paz Welss, divulgador de temas ufológicos, defiende contactos con seres de otros mundos. Investigadora nacional se muestra escéptica al respecto.

Innumerables casos de avistamiento de naves catalogadas como Ovnis y contactos cercanos con criaturas eventualmente provenientes de otros mundos se han registrado en Ñuble en el último tiempo.

Quienes creen en la presencia en la tierra de civilizaciones alienígenas plantean que la Región de Ñuble es particularmente activa en este tipo de acontecimientos que la ciencia más escéptica califica como fenómenos anómalos, mientras les busca una explicación racional o de corte científica.

Pero los partidarios de la ufología o la contactología, con relatos de viajes a otros mundos o dimensiones estelares, creen a pie juntilla que estamos siendo observados por seres venidos del profundo universo quienes tienen un mensaje para la humanidad.

Uno de los más reconocidos gurús de la contactología es el peruano Sixto Paz Wells quien desde hace más de cuarenta años viene defendiendo la tesis de los alienígenas ancestrales como motor de la humanidad y propiciando encuentros cercanos utilizando técnicas síquicas.

Él estuvo hace pocos días en Chillán para impartir una serie de charlas a personas vinculadas al movimiento Rhama. Esta organización, de corte espiritual, utiliza la meditación en lugares cordilleranos como canal de comunicación extrasensorial para contactarse con seres de otros mundos.

Sixto Paz Wells sostiene que las civilizaciones fuera de este mundo y cuya presencia se podría observar en múltiples mitos, relatos y leyendas de las más variadas civilizaciones son básicas para entender la humanidad y su destino.

“Ellos pueden responder esas preguntas que todos los seres humanos nos hacemos una vez en la vida: quienes somos, de donde venimos y hacia dónde vamos. Esas civilizaciones son el eslabón perdido de la humanidad, son la explicación de todos los dioses y semidioses que se mencionan en la mitología; ellos con sus naves ya han venido interactuando con la humanidad y ellos deben tener una explicación y un conocimiento más en profundidad del origen de la vida, del propósito de la existencia de la humanidad en este planeta y por eso es el interés de tener contactarnos con ellos” plantea el prolífico autor de una decenas de libros y conferencista internacional.

Paz agrega que esta zona, incluyendo el volcán Chillán, es una zona muy activa en avistamienos debido a la cercanía del macizo que forma parte de una vasta red integrada en lo que se conoce como el Cordón de Fuego del Pacífico, siendo los conos activos fuentes de energía para las naves extraterrestres.

“Todo Chile se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico donde se mueven energías muy poderosas que permiten la presencia y abastecimiento de energía de las naves y este tipo de energía hace que el comportamiento de la gente sea más sensible y desarrolle más fácilmente todo su potencial síquico; por eso es mas fácil contactarse con gente que vive en una zona que está mas activada”.

El especialista asegura tener evidencias de naves que ingresaron al volcán Popōcatepētl en México en plena erupción de ese macizo rocoso. Algo similar estaría ocurriendo en la actualidad con el volcán Chillán asegura un ufólogo aficionado local que ha estado observando presencias extrañas justo sobre el domo en actividad.

En Chillán, Yaenmarie Silva Balkhiemer, instructora de Misión Rahma Integración de Chillán, un grupo conformado por 9 mujeres, recuerda un hecho singular: “el 12 de enero 1993 se nos prepara con lo concerniente al objetivo de estar preparadas los días 16 y 17 de enero de 1993. En una parte del mensaje dice lo siguiente: Este mensaje es para reafirmar nuestra presencia y apoyo en el trabajo y salida, que todos vosotros habéis venido a realizar”, firmado por guías alienígenas.

Finalmente, agrega, se produce un avistamiento en Chillán y en otros lugares del sur de Chile.

Agrega que “tengo también grabado a un joven que entrevisté sobre anomalías y avistamientos que se han dado en el sector de Tanilvoro. Otra zona es El Carmen hacia la cordillera”.

La investigadora Ovni Elizabeth Ramírez, de Santiago, es escéptica respecto de los eventuales contactos propiciados con seres del espacio exterior. “Soy escéptica y creo que es el camino que puede conducirme a alguna respuesta o un indicio de parte de ella. La existencia de vida extraterrestre es una posibilidad y un deseo. Quizás existieron y ya no quede nada de ellos, o estén en lugares en donde no es posible comunicarnos”.

Elizabeth Ramírez destaca que “si me pregunta acerca de visitas al planeta, no podría decir que si, creo que todo apunta a que no han pasado por este mundo ya que sus posibles huellas o evidencias no son lo suficientemente claras y concretas como para afirmarlo, pero sí para especular sobre ello”.