Zarzar por presunta corrupción: "Quiero que me informen qué ha pasado"

“Yo no estoy responsabilizando, ni nada por el estilo, a ninguna persona, solamente quiero que me informen a través de un sumario qué ha pasado, si ha pasado algo o si no ha pasado nada”, planteó ayer el alcalde Sergio Zarzar, luego de que se conociera a través de La Discusión, la existencia de una investigación interna que afecta a toda la Unidad de Eventos Recreativos de la Municipalidad de Chillán.

La autoridad solicitó hace unas semanas que se formalizara una indagación interna que tiene como objetivo recabar antecedentes emanados tras denuncias de un grupo de monitores que trabajaban en la entidad municipal y que apuntan a eventuales casos de corrupción.

Tras presentar sus reclamos habrían expuesto otras situaciones que llamaron la atención de las autoridades municipales y que se refieren a la existencia de una presunta red de funcionarios a honorarios que contrataban servicios ficticios con el fin de asegurarse recursos adicionales, lo cual derivó en la investigación a toda la oficina, una de las que recibe recursos millonarios cada año según presupuesto municipal.

Es tal la gravedad el hecho, que el gobierno comunal reconoce que “el sumario no se instruyó respecto a una persona, sino que a toda la oficina”.
Según se ha conocido de manera extraoficial, algunas personas habrían solicitado boletas de honorarios a monitores deportivos conocidos, los cuales finalmente no desarrollaban las actividades pactadas y a pesar de ello, cobraban. Se investiga si esos dineros  eventualmente eran repartidos a terceros, vulnerando las arcas municipales.

Los hechos, conocidos desde hace varios meses, derivaron en el sumario interno que se desarrolla en la Oficina de Eventos Recreativos. El alcalde chillanejo agregó: “este alcalde lo ha demostrado en casi 10 años, cada vez que hay una situación que investigar o aclarar simplemente se utilizan los mecanismos que están establecidos en el aparato público”.

Precisó que “el sumario está en curso y por supuesto que yo soy parte del sumario en el sentido que tengo que ver su resultado final”, añadiendo que no puede pronunciarse sobre su contenido.

Toma de declaraciones

Desde el municipio chillanejo se informó que el sumario administrativo “está en etapa indagatoria, iniciando la toma de declaraciones”.

Concejales de la ciudad reaccionaron a los hechos y coincidieron en que la denuncia era conocida al interior del municipio chillanejo desde al menos tres meses. Incluso algunos sostienen que no se les escuchó cuando presentaron algunas evidencias.

Además plantearon que las denuncias habrían surgido no solo a partir de discrepancias por las condiciones de los contratos, sino que además por problemas personales e incluso sentimentales entre algunos monitores externos.

El concejal del Partido Comunista, Víctor Sepúlveda Barra, informó que por la gravedad de los hechos llevará los antecedentes a Contraloría para que esta unidad aclare las presuntas irregularidades.

Sepúlveda expuso: “me parece extraño que no se tomaran en cuenta las denuncias anteriores que hicieran concejales y todo lo que tenía que ver con esa oficina. Este sumario debería tener más ribetes y más que un sumario debería investigarse profundamente desde la Contraloría Regional, porque aquí hay más responsabilidades, y no descarto que estén otras personas involucradas”.

Por su parte el edil del Partido Radical, Juan López Cruz, sostuvo que “no le creo nada a este municipio, ni a las investigaciones sumarias que realizan, pues siempre terminan sin responsables y por ello concurriré a Contraloría Regional”.

López planteó que en no pocas ocasiones la municipalidad les ha negado el acceso a sumarios y al resultado de muchas investigaciones internas que “se extienden sin medida en el tiempo y parece que quedan archivadas”.

El edil radical agregó que en el pasado, y sin que se conocieran estas acusaciones, plantearon en innumerables ocasiones que se fiscalizaran las actividades de la Oficina de Eventos Recreativos,  pues existían dudas acerca de la realización efectiva de talleres en poblaciones.

La presidenta de la Asociación de Funcionarios de Planta,  Zoraya Martínez, además reclamó que esta situación les molesta, pues se tiende una sombra de duda respecto de los profesionales del gobierno comunal.

“Nosotros desconocemos absolutamente el tenor y el fondo de este asunto, pero nos molesta de sobremanera cuando se enloda la imagen de los funcionarios sin saber si hay algunas responsabilidad administrativa al respecto”.

La dirigenta admitió que cuando existen situaciones anómalas que quedan al descubierto y se aplican sanciones, son los primeros en avalar las medidas disciplinarias impuestas por el municipio.

Respecto del actual responsable de la Oficina de Eventos Recreativos, Nelson Orellana, funcionario de carrera con más de 10 años en el municipio chillanejo, fuentes internas apuntarían a que las actividades irregulares habrían ocurrido sin el conocimiento del funcionario. Orellana ayer se excusó de entregar antecedentes sobre el sumario administrativo que se ejecuta, agregando que hasta ahora no ha sido citado a prestar declaración.

Al interior del municipio se plantea que los numerosos problemas existentes en la Oficina de Eventos Recreativos habría sido una de las razones que tuvo el recientemente nombrado director de Deportes, Samuel Caroca, para finalmente desistir de asumir y proponer al municipio asumir labores de formación.

La Oficina de Eventos Recreativos ha estado recurrentemente en la controversia cada vez que se analiza el presupuesto municipal del año entrante y numerosas veces concejales han reclamado los millonarios fondos que el municipio les ha asignado, en desmedro, según los ediles, de programas sociales.