Aplicarán encuesta Origen-Destino para regular el transporte

Colectiveros de Chillán han rechazado varias veces la creación de vías exclusivas.

El diagnóstico es lapidario. Y se piden urgentes cambios.  El Plan de Gestión Vial implementado hace dos años en Chillán, que buscaba ordenar  el transporte público representado por microbuses y colectivos, resultó ser un fracaso, con calles más congestionadas que antes (Isabel Riquelme) y nulo efecto en tiempos de traslado de pasajeros a sus destinos.

Conclusiones esgrimidas por expertos y representantes de los gremios en la última sesión de la Comisión de Tránsito del Concejo Municipal, que derivó en que se comiencen a analizar medidas estructurales barajadas el año 2012, las cuales por presión de los propios transportistas no fueron aplicadas.

Estas no eran otras que segregar el transporte mayor (microbuses) y menor (colectivos), por vías diferentes, además de evitar que todas las líneas pasaran por el centro de la ciudad. Reclamos de representantes de ambos medios de transporte llevaron a modificar el Plan de Gestión Vial, que solo tuvo medidas cosméticas, no solucionando el problema de fondo: el desorden, congestión y lentitud de los desplazamientos.

Sobre el problema que vive Chillán, el que se acrecienta de cara a la creación de la Región de Ñuble, el nuevo seremi de Transportes, Jaime Aravena Selman informó que durante este año debe ser aplicado en Chillán un estudio que será clave para los cambios radicales que requiere la ciudad en el corto plazo.

La Secretaría Regional Ministerial informó que el segundo semestre de este año el Programa de Vialidad y Transporte Urbano (Sectra) licitará la Encuesta Origen Destino para Ñuble. “Actualmente las bases de licitación se encuentran en etapa de revisión por parte del ministerio.  Esta encuesta es el requisito número uno para poder desarrollar cualquier regulación en materia de transporte. Por tanto, estamos avanzamos para que en un mediano plazo Ñuble pueda comenzar a desarrollar un sistema de transporte regulado”, explicó el seremi a LA DISCUSIÓN. 

Estudio de infraestructura

Respecto de la realización de un nuevo estudio de demanda para la ciudad, Jaime  Aravena precisó que “no está considerado realizar un nuevo estudio de demanda, pues el que existe data del año 2012. Sin embargo, sí estamos próximos a iniciar el estudio de infraestructura menor para el transporte público en Ñuble. Este se encuentra en tramitación de contrato en Intendencia y recibió un financiamiento de 163 millones de pesos. La empresa que se adjudicó el estudio fue Bretti Robert y Compañía Limitada”.

El estudio considera “desarrollar un análisis técnico y catastro de los elementos de infraestructura menor, generar propuestas de proyectos de rápida ejecución, como demarcaciones, señalizaciones, rediseño vial, bahías de buses, y georreferenciación de paraderos y zonas de parada, identificado mediante una ficha la materialidad, refugio, servicios que se detienen, radier, entre otros.

Además el estudio incorpora el “diseño y adecuación de 20 paraderos para Los Ángeles y para la conurbación Chillán – Chillán Viejo y una propuesta de diseño de señal única de parada, con información al usuario para la ciudad de Los Ángeles y la conurbación Chillán – Chillán Viejo”.

El informe agregará una propuesta y diseño de 15 kilómetros de vía exclusiva a la derecha, para cada una de las ciudades,  15 bahías de buses de buses en rutas que permitan su adición y generación de archivo GTFS que permita la implementación de planificadores de viajes.

Cámaras para semáforos

Otro de los temas pendientes de la Seremi de Transportes en Chillán es la instalación de cámaras en los semáforos de la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT), para regular el tráfico de manera más eficiente y, de paso, contribuir al control de la seguridad ciudadana.

La Seremi de Transportes informó que el proyecto “se encuentra con Rentabilidad Social (RS) aprobada, pero sin financiamiento. Hasta el momento tiene un costo aproximado de 500 millones de pesos y considera la instalación de 14 cámaras en la red centro de Chillán”.

Jaime Aravena, seremi de Transportes, precisó que “sin duda que el buscar financiamiento para este proyecto estará dentro de nuestras prioridades como Gobierno y así poder mejorar la gestión de tránsito en el centro de la comuna”. 

Agregó que en “octubre de 2017 se inició la actualización de la programación de los semáforos, en donde se optimizarán 76 intersecciones de la intercomuna por un monto de 105 millones de pesos”. 

Además precisó que “actualmente Sectra está desarrollando la prefactibilidad de los ejes Vicente Méndez, Paul Harris  y Las Rosas. Este estudio se encuentra en etapa de cierre y en julio debiera estar concluido. Posteriormente el Serviu deberá licitar la ingeniería. Por tanto, nuestro mayor compromiso en poder aportar y mejorar la calidad del servicio del transporte público, en la gestión de tránsito y en los proyectos de infraestructura que van en directo beneficio de la ciudadanía”.