“Ñuble se va a instalar con más fuerza que las otras dos regiones”

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Delegación Presidencial

Los ex delegados presidenciales que instalaron las regiones de Arica y Parinacota, y los Ríos, aseguraron en la edición Domingo de LA DISCUSIÓN que al menos en sus casos, el proceso se hizo pensando siempre en partir ambas regiones con todas las seremías instaladas.

Visión diferente a la del actual delegado presidencial para la instalación de la Región de Ñuble, Martín Arrau, quien ha planteado que en un contexto de estrechez fiscal, la idea es comenzar la región con un grupo de seremías priorizadas, que en un principio enumeró en seis, aunque se abrió a que pudiera ser más.

En sus intensas gestiones con ministerios en Santiago, desarrolladas en las primeras semanas desde que asumió, ha estado acompañado por el senador de la UDI Víctor Pérez, quien ha destacado el perfil ejecutivo y técnico del encargado del proceso regionalista.

“Creo que el trabajo de Martín Arrau estos días es absolutamente coherente con el principal desafío político que tiene el Presidente Piñera en Ñuble, que es instalar la región (...) Hay dos elementos que me gustaría destacar. Uno, la capacidad técnica de Martín Arrau. Creo que todos los ministros y subsecretarios se han dado cuenta de que el trabajo que está realizando la delegación presidencial es un trabajo técnico sustantivo y sólido. Segundo, el compromiso de los ministros a ese trabajo, a esa instalación”, comenta Víctor Pérez sobre el proceso desarrollado hasta ahora.

- ¿Comparte la idea de partir con seis seremías, donde faltan algunas claves como Medio Ambiente y Transportes? 
-Creo que siempre hay que partir sobre la realidad que existe. Creo que el delegado ha sido extraordinariamente responsable, no creando falsas expectativas, y a partir de eso creo que hay que construir la región, con datos verdaderamente serios y realistas. Yo no generaría más expectativas que eso. He visto al delegado trabajando intensamente y estoy seguro que al 6 de septiembre vamos a tener esas seremías y otras que son extraordinariamente relevantes, porque se está trabajando sobre una base realista, pragmática, sin generar ilusiones que el día de mañana no se puedan cumplir. Estoy seguro que eso va a dar una región mucho más capacitada, más solidez y más potencia en el momento de su partida.

-¿Apoya la agenda gradual?
-Absolutamente, porque creo que lo he escuchado, la hemos analizado y es la realidad. Creo que partir diciendo otra cosa no es real. Por eso el rol que tiene el delegado presidencial no es solamente un rol técnico, sino que además un rol político, porque reitero, la región es el principal desafío político del Presidente Piñera y tiene que ir acompañado de capacidad técnica y con la colaboración de todos los organismos públicos y de la sociedad civil. En ese trabajo veo extraordinariamente significativa y eficaz la labor del delegado presidencial.

-En Valdivia y Arica los delegados pelearon con el gobierno central para instalar la mayor cantidad de seremías posibles y partir con la región con alta autonomía...
-Diría que mas que pelear hay que convencer. En esa tarea he visto que Martín Arrau ha tenido una gran recepción de los ministros, por lo tanto esa función de convencer y comprometer hace que yo parta de una base, pero sin duda estoy seguro que la Región de Ñuble va a partir con una gran autonomía. Va a ser una región potente, que parte con un gran proyecto regional y estoy seguro que esa coordinación con el gobierno central y con el gobierno de la Región del Bío Bío nos va a permitir partir con un piso muy sólido. Eso creo que es lo que verdaderamente, mirando las experiencias de Valdivia y Arica, hemos aprendido de todo y por lo tanto Ñuble va a ser una región que se va a instalar con mucho más fuerza que las otras dos regiones. Eso se hace sobre el realismo y pragmatismo, no sobre humo, sobre instalar más número pero que al final no tiene ninguna capacidad de resolución. Lo que instalemos va a ser resolutivo, con capacidad resolutiva y estoy seguro de que va a ser mucho más de seis.