Amplían zona de potencial afectación del volcán a sectores del noreste

El Servicio Nacional de Geología y Minería informó, a través de su sitio web, que entre el 1 y el 15 de marzo de 2018, el Complejo Volcánico Nevados de Chillán ha presentado un total de 800 explosiones asociadas principalmente a gases magmáticos.  Las imágenes obtenidas a través de las cámaras instaladas en las cercanías del volcán, mostraron principalmente emisiones de gases asociadas a las explosiones, provenientes de los cráteres actualmente activos con alturas de columna menores a 1.300 metros respecto al nivel del cráter. Además, durante las noches las cámaras registraron esporádicamente incandescencias asociadas a algunas explosiones y/o aumentos de emisiones de gases provenientes del cráter activo. 

Ante el escenario de un colapso parcial o total del domo, acompañado de la despresurización del cuerpo magmático y la generación de explosiones vulcanianas, podrían desencadenarse procesos volcánicos como proyecciones balísticas y generación de flujos piroclásticos en sectores proximales del edificio volcánico. Además, es posible la formación de una columna eruptiva menor, la cual podría generar dispersión piroclástica con una dirección preferencial hacia el este y al sector del valle de Las Trancas bajo condiciones de viento Puelche. 

En base a lo anterior, el Sistema de Protección Civil amplía como zona de potencial afectación asociada a la actividad del Complejo Volcánico Nevados de Chillán, a un radio de 4 kilómetros en torno al cráter activo, sumado a los valles del río Gato, río Las Minas y cabecera del río Ñuble, localizados hacia el noreste del edificio volcánico, los que podrían verse afectados por lahares de bajo volumen. Por su parte, Ovdas – Sernageomin mantiene su nivel de alerta técnica en Nivel Amarillo, y por tanto, la Intendencia de la Región del Bío Bío.