Dos interesados en diseñar cambios en Avenida Libertad

Dos empresas manifestaron interés en ser parte del proyecto de modernización de la Avenida Libertad, al que convocó el municipio chillanejo.

Durante la visita a terreno desarrollada recientemente llegaron a representantes de la empresa Ingenova Consultores y el profesional independiente Christian Glavic.

Para efectuar el estudio arquitectónico el gobierno comunal dispone de $118.933.000. En tanto, el plazo de entrega del informe final es de 270 días.

Según el cronograma de tareas expuesto por el municipio en el Mercado Público, la presentación formal de las ofertas por parte de los interesados debiera ocurrir el próximo 23 de marzo, en tanto que la adjudicación sería definida el 27 de abril mientras que el contrato será firmado el 14 de mayo.

Si se cumple el plan preestablecido por el municipio, la empresa designada para ejecutar el diseño tendría que entregarlo durante el primer trimestre del año 2019, para que la entidad edilicia busque el financiamiento para concretar el proyecto.

La intervención será modelada por etapas, siendo la primera de ellas el sector que va desde la Avenida Brasil hasta O’Higgins, donde se pide incluir el diseño de la intersección del eje con Brasil, como inicio del mismo y su relación con la Estación de Ferrocarriles, como Inmueble de Conservación Histórica.

El segundo tramo irá desde O’Higgins a 18 de Septiembre; y el tercero desde esa calle a  Arauco, el que no será intervenido en este proyecto, pues se desarrollará en el futuro el proyecto de mejoramiento integral de la Plaza de Armas de Chillán.

Los otros tramos incluidos en el proyecto van desde Arauco a Sargento Aldea,  culminando con el diseño del segmento desde esa calle a la Avenida Argentina.
En el caso de esta última fase, se solicita incluir el diseño de la intersección del eje con la Avenida Argentina, como remate del mismo y su relación con el equipamiento del hospital y el diseño del espacio público de la avenida.

Según antecedentes de Secpla, uno de los propósitos de la intervención es “potenciar la imagen de la comuna y el bienestar de sus habitantes a través del  fortalecimiento de sus espacios públicos”.

La idea es mejorar el espacio público, puntualmente las áreas de las principales vías peatonales de la ciudad, las que han sufrido un deterioro por el paso del tiempo y una carencia adecuada de mantención, a lo que se suma la falta de una política de desarrollo urbanístico comunal.