Vecinos de Lantaño plantean medidas ante tacos de marzo

$9 mil millones está invirtiendo el Estado en las obras  del colector de aguas lluvias

El inminente inicio de clases del próximo lunes 5 de marzo tiene más que preocupados a los vecinos del sector nor poniente de Chillán, debido a la grave congestión vehicular que se prevé en esa zona de la comuna.

La instalación de las faenas de construcción del colector de aguas lluvias en el cruce de las avenidas Ecuador y Brasil, creó la incertidumbre en los habitantes de ese sector de la ciudad, quienes manifestaron a LA DISCUSIÓN días atrás que el cierre de calles en sus ya saturados accesos empeorará el problema de tránsito que arrastran desde hace más de un quinquenio.

Algunos representantes vecinales como Luis Díaz, de la Junta de Vecinos Villa Paraíso, se animaron a vaticinar un completo “desastre vial” como el que nunca han vivido a partir de la semana venidera, por lo que clamaron soluciones que disminuyan los inconvenientes que tendrán al momento de trasladarse.

La única salida hacia el centro de la ciudad que tienen actualmente los que viven en la zona de Parque Lantaño y alrededores es la Avenida Brasil, ya que la pista sur de Ecuador (entre las Avenidas Brasil y O’Higgins) está cerrada. Por otro lado, al querer regresar a las villas los vehículos solo pueden hacerlo por Ecuador, debido a que la pista oriente de la primera cuadra de Brasil tampoco está habilitada.

En rigor, solo el 50% de los accesos de salida y entrada a las villas están operativos, lo que dificulta el libre tránsito vehicular.

Las aprensiones vecinales fueron tomadas en cuenta por la empresa a cargo de la millonaria obra de ingeniería, y convocaron a una reunión la tarde del último martes para escuchar las soluciones propuestas por los que son los afectados directos.

Medidas
Aproximadamente una decena de líderes vecinales de los conjuntos habitacionales que existen en el populoso sector, acudieron al llamado de la empresa que tenía como fin analizar los planteamientos y sugerencias de los lugareños.

Un poco más de una hora duró el proceso de socialización del problema vial, el cual fue aprovechado por la comunidad para plantear tres medidas que apuntan a mitigar el grave caos que se prevé desde el próximo lunes, según explicó la presidenta de la Junta de Vecinos Villa Padre Hurtado, Iris Salazar.

La dirigenta, que representa a aproximadamente 800 familias, precisó que el principal pedido que hicieron fue habilitar la calle Ñuble Rupanco para poder salir de la villa sin necesidad de transitar por la única vía de la Avenida Brasil.

La alternativa considera eliminar la prohibición de virar a la izquierda con la que se topan los conductores que van de poniente a oriente y así poder tomar el camino secundario (y posteriormente la calle Arturo Matte) que les permita llegar a la Avenida O’Higgins; ya en esta arteria vial, tendrían la posibilidad de circular por Diego de Almagro hasta los colegios del nor oriente o seguir por esta avenida principal hacia el centro de la comuna.

Otra de las exigencias vecinales es que existan miembros de Carabineros desde las primeras horas de la mañana (ojalá a partir de las 7 A.M.) en la intersección de las Avenidas Brasil y Ecuador, para garantizar un tráfico fluido.

Durante el encuentro también se propuso ajustar el tiempo del semáforo que regula el tránsito en el céntrico cruce, además del equipo ubicado en Arturo Matte y Avenida O’Higgins, siempre cuando se tenga previsto abrir el paso por la calle Ñuble Rupanco.

Decisiones
Si bien días antes de que se realizara la reunión la presidenta de la Villa Padre Hurtado, Iris Salazar, dudaba de lo fructífera que podría ser la cita, pues temía que fuera solo informativa, admitió que existe una gran posibilidad de que se mitigue en algo el caos que se prevé desde la próxima semana.

“La empresa se comprometió a gestionar durante esta semana estos tres pedidos para empezar a aplicarlas desde el lunes mismo(...), es cierto que estas medidas son paliativas, pero ayudarían a descongestionar el tránsito vehicular”, comentó.

Pese a que durante la reunión la empresa se mostró dispuesta a atender las solicitudes vecinales, el presidente de la Población Bartolucci, Manuel Parada, confesó tener ciertas dudas de cómo harán posible las medidas de mitigación.

“Por el bien de todos nosotros, espero que se recojan las sugerencias que se han planteado. De no ser así, está claro que a partir del lunes será un caos; será terrible(...)”, precisó.

El dirigente, quien también participó del encuentro del martes pasado, advirtió que estarán atentos a cómo se va resolviendo el tema y explicó que la firma garantizó que desde ayer mismo iba a empezar las gestiones.

Preocupación
A juicio de Gabriela Márquez, presidenta de la Junta de Vecinos de la Villa Las Américas, dijo no confiar más en los anuncios que puedan hacer la empresa que realiza los trabajo o las autoridades comunales.

“Mientras no exista un papel o documento en el que se comprometan a ejecutar todas las medidas que se necesitan, al menos yo no creeré”, puntualizó.
Una mirada crítica sobre el accionar del gobierno edil chillanejo en el tema vial, también la dio el presidente de la Villa San Cristóbal.

“Creo que de parte del municipio ha habido poca visión para solucionar este tema; no han sido diligentes para de una vez por todas permitir ampliar el paso por la vía férrea y ahora ese problema se está juntando con las obras del colector(...). La empresa nos había adelantado que se iban a presentar estos problemas, pero igual es necesario hacer algo al respecto”, concluyó.