Coihueco: Vecinos se involucran en proyectos medioambientales

De la mano de dos proyectos de reciclaje, la junta vecinal Frutillar Central de Coihueco, se abocó a la tarea de involucrar a los vecinos en labores de sustentabilidad del medio ambiente.

La primera parte fue de “lombricultura intensiva” a cargo del técnico pesquero, Roberto Verdejo, donde fabricaron 15 lechos de lombricultura con panderetas de cemento, con el fin de obtener humus y fertilizante líquido a bajo costo.

La segunda parte fue de “Técnicas de Cultivo” a cargo de la ingeniera agrónomo, María José Ferrada, con quien construyeron almacigueras, composteras y deshidratadores de fruta. Todo esto para reciclar los desechos orgánicos. Como parte del proyecto los asistentes realizaron dos viajes: el primero para visitar un predio con experiencia en lombricultura y el segundo al Centro Tecnológico de Yumbel en donde revisaron las posibilidades de solución a problemas técnicos campesinos.

El viernes 23 de febrero se realizó la graduación, a la cual asistió el alcalde de Coihueco, Carlos Chandía, quien participó y reconoció a todos los asistentes, por el gran proyecto que realizaron con un fin, además de social, también ambiental. En el encuentro se entregaron diplomas, carpetas con material de estudio y premios. Gloria Becerra recibió el premio por mejor asistencia, por cooperación se entregó un reconocimiento a Maritza Andrea Quijada y su hijo Benjamín Zavala Quijada y finalmente por mejor compañero a, Jorge Fernández. Además se entregaron los materiales que se usaron en el taller (palas, carretillas, etc.) a cada familia participante.

Prevención 
Aunque la temática de los proyectos apuntan a la sustentabilidad medioambiental, en rigor se fundamenta en la prevención del consumo de drogas y alcohol, “para dar a conocer el efecto que estos provocan en el organismo y hacer participe a los adultos responsables, padres, apoderados, cuerpo educativo y así poder contar con una parentabilidad positiva, es decir que los niños y jovenes tengan referentes positivos en quienes confiar.

Como tal, el proyecto contó con el financiamiento del Gobierno Regional del Bío Bío.