Acceso a la entretención es una de las grandes carencias de la ciudad

Los chillanejos creen que en la ciudad hay acceso a todos los productos que necesitan. "El acceso a la entretención es un punto débil de Chillán y de todas las ciudades intermedias”. Celso Monsalve

El ejercicio periodístico realizado por LA DISCUSIÓN el 2012, con el que se consultó a estudiantes universitarios aspectos relacionados a la ciudad, dejó como conclusión de que los jóvenes creían que Chillán era aburrida y no había nada que hacer. 

Tres años después la página web “Calabozo mutante” planteó a sus seguidores rankear a las ciudades que ellos piensan son las más fomes del país. Después de 600 votaciones y argumentaciones de por qué se elegían cada una de ellas,  basadas en las experiencias personales de los participantes del sondeo electrónico, la capital de Ñuble se ubicó en un nada apetecido sexto lugar.

Si bien esta mirada poco positiva respecto a lo que ofrece la ciudad en términos de infraestructura y panoramas dedicados al ocio data de hace un quinquenio, la realidad chillaneja parece no haber cambiado en el último tiempo.

Ranking
De acuerdo a los resultados arrojados por la encuesta realizada por GFK Adimark, aplicada a 24 comunas, los chillanejos calificaron con una nota de 4 puntos la variable “Acceso a entretención en tu ciudad”.

La calificación resultó ser la segunda más baja que entregaron quienes participaron del sondeo que evaluó 11 distintas variables urbanas, siendo la peor a nivel local, la “Contaminación” (3,9 puntos).

El ranking final respecto solo a la dimensión ocio, dejó a Chillán como la quinta ciudad con más baja puntuación entregada por sus propios habitantes, solo siendo superada de manera descendente por Calama (2,9 puntos), Coyhaique (3,6), Copiapó (3,8) y Arica (3,9). 

En el otro extremo de la lista se ubicaron Concepción, Gran Santiago y Valdivia, quienes anotaron 5,3; 5,1 y 5 puntos respectivamente.

Políticas
A juicio del arquitecto y urbanista, Celso Monsalve, la nota que los chillanejos entregaron a la comuna respecto al acceso a la entretención, se ajusta a lo que realmente se está viviendo en la actualidad.

El experto comentó que las políticas públicas a nivel local están orientadas a satisfacer otras necesidades más urgentes, razón por la cual no se le ha dado el valor que se merece al tema del ocio.

“Es un punto débil de Chillán y de muchas ciudades intermedias del país que están en una etapa de desarrollo urbano menor, a diferencia de otras como Concepción o Santiago por ejemplo(...)”, opinó.

Para el profesional, en la capital de la Región de Ñuble existe una carencia notable de áreas verdes, espacios públicos de encuentro ciudadano, ciclovías, gimnasios o clubes deportivos que no sean solo para la práctica del fútbol, lo que convierte a la comuna en un lugar con pocos panoramas de actividades sociales.

Monsalve recalcó que la deuda es público-privada, de modo que las proyecciones de avance en esta materia debería involucrar a ambos sectores.

La arquitecta, Naira Muñoz, señaló que es más factible que una persona que vive sola o joven encuentre que la capital ñublensina es fome, a diferencia de una que tiene familia ya que, a su parecer, la ciudad ofrece espacios públicos de interés. No obstante, la experta aclaró que no es suficiente lo que tiene actualmente la urbe.

“Lo que más destaco de Chillán es que tiene plazas céntricas y bonitas que no están siendo explotadas como se debe. Creo que debería generarse más panoramas en ellas para aprovecharlas en familia y darle a la gente actividades que hacer. Es cierto que hay un déficit de áreas verdes importante, falta de ciclovías y parques que puedan usarse todo el año, incluido los días de lluvia; mientras a mediano y largo plazo se planean proyectos de desarrollo para mejorar la infraestructura, las autoridades deberían preocuparse de hacer más amigable e interesante los lugares que hay”, explicó.

Encuesta
Una nota promedio de 5 obtuvo la capital de la Región de Ñuble en el sondeo, lo que le permitió ubicarse en el puesto 11 entre las ciudades con mejores condiciones para vivir, superando a Puerto Montt con 4,9 puntos (13º), Talca 4,9 (15º), Valparaíso 4,7 (17º)  y siendo superado por Valdivia y Punta Arenas con 5,6 puntos cada uno y Osorno 5,3 quienes ocuparon el primero, segundo y tercer lugar respectivamente.

A diferencia de otros estudios como el de Índice de Calidad de Vida de la Cámara Chilena de la Construcción (donde se analizan cifras y estadísticas oficiales sobre transporte, cesantía, economía, inversiones, etc.) o el de Imagen Ciudad de la consultora Visión Humana (que se le pregunta a una persona sobre aspectos de una ciudad “X” donde no vive), el de GFK Adimark consultó a los mismos chillanejos sobre 11 dimensiones distintas y se les pidió que calificaran a la comuna donde radica con notas en la escala del 1 al 7.