Realizan fiscalizaciones en Ñuble para prevenir enfermedades entéricas

Un fuerte llamado a adoptar medidas de prevención para prevenir enfermedades entéricas realizó la SEREMI de Salud del Biobío, ante un significativo incremento de brotes de Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA) que ha experimentado la región, al analizar los primeros dos meses del presente año y el año recién pasado.

La región pasó de 38 brotes ETA registrados durante enero y febrero de 2017, a 62 brotes a la fecha, lo que corresponde a un incremento del 63%.

La provincia que concentra el mayor número de brotes es Concepción con 68,6%, siendo las comunas de Chiguayante, Concepción, Talcahuano y Penco las que concentran mayor número de brotes, con 16%, 14%, 10% y 8%, respectivamente.

Las enfermedades entéricas se originan por la ingesta de alimentos o aguas con agentes contaminantes, y los factores que contribuyen a su ocurrencia son el incremento de la temperatura ambiental y condiciones de higiene deficientes ya sea en la práctica de manipulación o conservación de alimentos.  Las manifestaciones clínicas varían desde alteraciones gastrointestinales leves y autolimitadas hasta cuadros de deshidratación y desequilibrio electrolítico grave, que puede poner en riesgo la salud de las personas. 

“El análisis respecto a los brotes presentados el presente año da cuenta de que la pérdida de inocuidad alimentaria se produce principalmente a nivel domiciliario, donde en el 45,5% de los casos responde a un mal  manejo en la elaboración de alimentos y en el 53,5% de los casos, por deficiencias en el consumo. Adicionalmente se concluye que en el 72,7% de los brotes el factor común es el consumo de pescados y mariscos crudos por  incorrecta manipulación o por adquirir los productos en lugares con condiciones sanitarias deficientes.  o con deficientes condiciones sanitarias”, declaró la Jefa del Departamento de Salud Pública de la SEREMI de Salud, Cecilia Soto. 

Durante el año 2017 se realizaron 4.122 inspecciones sanitarias a nivel regional, mientras que durante los meses de enero y febrero del presente año, se han desarrollado un total de 1.403  inspecciones en materia de seguridad alimentaria, 537 de ellas centradas en la provincia de Concepción, 520 en Ñuble, 227 en Biobío y 119 en la provincia de Arauco.

La fiscalización realizada en materia de seguridad alimentaria a nivel regional durante el año 2017 y los meses de enero y febrero de 2018 da cuenta de un total de 1.463 sumarios sanitarios.