Adultos mayores de San Ignacio se certificaron en tejido con telar

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Municipalidad de San Ignacio

Nunca es demasiado tarde para aprender, así lo demostraron los socios pertenecientes al Club de Adulto Mayor de San Miguel en la comuna de San Ignacio, quienes se adjudicaron el proyecto denominado “Tejiendo Nuestra Identidad”, que tuvo como objetivo promover el rescate y promoción del patrimonio inmaterial de la comuna a través de la antigua técnica del trabajo del tejido a telar, promoviendo el aprendizaje entre adultos mayores.

La profesora monitora Evelyn Montalba sostuvo que “los adultos mayores tienen muchos problemas motrices y algunos situaciones de discapacidad, pero eso no implica que ellos no puedan desarrollar todos los trabajos que fueron propuestos para ellos, con el proyecto Tejiendo Nuestra Identidad, muchas de ellas remembraban en su sentir lo que hacían sus abuelitas, por lo tanto ellas querían poner énfasis en estos trabajos para poder hacer lo que las abuelitas hacían antiguamente”.

Ana Villablanca, presidenta del Club Adulto Mayor manifestó que “ha sido una experiencia muy estupenda, nunca nos imaginamos nosotros que somos personas de tercera edad que íbamos a hacer todas esas cosas que hemos realizados como tejer, tenemos que tener buena memoria para los puntos, se han hecho distintos trabajos y no creíamos que saldríamos adelante, ahora nos ha gustado mucho y queremos seguir con la segunda etapa del proyecto para aprender el hilado ya sea para mantas, hilado botoné y el tinturado artificial y natural”.

Para lograr este propósito los 18 integrantes comenzaron las clases en el mes de noviembre, de lunes a sábado hasta febrero del presente año. La ceremonia de certificación que acredita que aprobaron el taller se desarrolló en dependencias de la sede del Club del Adulto Mayor y contó con la presencia de autoridades locales.

El alcalde Osiel Soto, destacó la ejecución de este importante proyecto financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional 2% de Cultura, “esta certificación es una instancia muy significativa para los adultos mayores de este club, ver sus trabajos es una alegría y satisfacción para cada uno de ellos, demostrando que la vida continúa, que son capaces de seguir cumpliendo desafíos”, además destacó que una socia participante del proyecto tiene 76 años.