Feria patrimonial reunió vinos de Quillón

Haciendo gala de su fama como cuna de grandes mostos, la comuna de Quillón llevó a cabo una nueva versión de la Feria Patrimonial del Vino, instancia que reunió a diversos productores de la zona, quienes pusieron a disposición de los turistas sus mejores elaboraciones.

Vinos cooler, rosé, late harvest, tinto y de misa, entre otros; fueron parte de las variedades que pudieron degustar los visitantes al evento, cuya predilección se cargó principalmente a los mostos dulces.

"Estamos muy contentos del resultado que ha tenido esta nueva versión de la Feria Patrimonial. Muchos turistas han venido a probar las distintas variedades de vinos que se producen acá, lo que ha dejado también contentos a los productores. Como comuna nos destacamos por tener vides bastante antiguas y muy ricas que son predilectas para muchos de quienes nos visitan", indicó Vladimir Peña, administrador municipal de Quillón.

Fueron 10 puestos los que se dispusieron para la venta de los vinos, donde se incluyó además otros frutos del Valle del Sol como hortalizas, frutas y tejidos en lana de oveja.

"Encuentro que esta es una muy buena iniciativa, los vinos de acá son muy ricos y lo sé porque soy hincha de Quillón. Nosotros llevamos espumante, que es de primera calidad y el vino gasificado que no tiene nada que envidiarle a los mejores del país", destacó Liz Lara, visitante de Concepción.

Durante dos días se realizó la Feria Patrimonial del Vino, donde los protagonistas fueron, principalmente, los derivados del Moscatel de Alejandría y la centenaria País, dos cepas que han posicionado a Quillón dentro de los mejores productores de Chile.

"Hemos tenido muchos visitantes que prefieren los vinos dulces, es la novedad porque son suaves de sólo 8,5 grados y tienen un dulzor natural. Así que ya estamos perfeccionando los vinos para mejorar la producción y que la gente siga prefiriéndolos. Nuestra producción es basada principalmente en uva país y moscatel que son las preferidas", aseguró Luis Suárez, dueño de Viñedos de Luis.

Todo un éxito resultó ser la Feria Patrimonial del Vino, evento que marca el cierre de la temporada de verano en el Valle del Sol y que cada año presenta a los amantes del tradicional brebaje, los mejores mostos de sus entrañas.