Movilh valoró iniciativa de colegio Concepción para alumnos trans

El Colegio Concepción de Chillán dio un fuerte espaldarazo a los derechos de las personas trans al anunciar a todos sus apoderados que a partir de este año implementará medidas para respetar el nombre y sexo social de todos sus estudiantes, lo cual fue aplaudido por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh-Biobío).

Entre otros puntos, el establecimiento habilitará baños mixtos, permitirá que los estudiantes usen un uniforme acorde a su identidad de género y los inscribirá en la lista de clases con el nombre que los representa, al margen de lo indicado en el carnet.

La iniciativa surgió de la propia experiencia del colegio, pues desde hace seis años tomó conocimiento de que contaba con estudiantes trans, por lo que comenzó a explorar algunas políticas que ahora puede enmarcarse en una circular sobre la materia que lanzó en 2017 el Ministerio de Educación.

El rector del colegio, César Riquelme, dijo en un  comunicado de prensa que "desde que este colegio nace es un proyecto educativo inclusivo. El tema de la inclusión del punto de vista de género es algo que estamos trabajando hace unos cinco o seis años y creo que el gran objetivo tiene que ver con la inclusión, o sea, como se integran estos alumnos y la comunidad en general lo acoge, reconoce las diferencias y no se producen situaciones de bullying, de maltrato o de acoso escolar”.

Para la psicóloga de Movilh-Biobío, Paola Pérez, el colegio está "contribuyendo a la inserción de un grupo excluido en el sistema escolar de nuestro país.

Significa atender sus necesidades y diversidades personales y colectivas, creando espacios educativos seguros y respetuosos de su dignidad que favorecen el desarrollo integral" .

La profesional enfatizó la importancia de que padres, madres y apoderados, docentes, asistentes de la educación y los todos estudiantes se incorporen en el proceso, para hacerlo realmente exitoso.

Por último, resaltó que el Colegio Concepción de Chillán "está liderando un importante trabajo para erradicar los prejuicios sociales en torno a la identidad de género", así como para "fomentar la integración social, generar espacios de diálogo y promover mejores niveles de salud mental para sus estudiantes".