Termas:Disputa por terreno podría hacer fracasar proyecto inmobiliario

Un conflicto que puede hacer peligrar millonarias inversiones en las Termas de Chillán, por parte de ISN, empresa inmobiliaria que forma parte de la matriz controladora de Somontur, Cruz Verde, se generó luego de que propietarios de edificios de departamentos existentes en la montaña rechazaran permisos de construcción para tres nuevas torres de departamentos, entregados por la Dirección de Obras de la Municipalidad de Pinto y argumentando  que los terrenos del millonario proyecto, por más de US$20 millones, les pertenecen.


No se trata en este caso de un simple problema de límites entre privados, sino que va mucho más allá y podría poner en tela de juicio el vínculo estratégico que se generó entre Somontur y Cruz Verde, que permitió a ésta asumir el control de la primera y sacarla de la quiebra.


El tema apunta a la propiedad de un lote de unas 15 hectáreas, o una fracción de ese terreno, área clave en el vínculo entre Cruz Verde y la familia Giner, destinada a la construcción de un complejo inmobiliario consistente en 10 edificios, cuya primera fase (tres torres) recibió  aprobación ambiental y la carta de autorización para construcción desde la municipalidad pinteña.


No obstante los propietarios del condominio Villa del Bosque Nevado, construido entre los años 1990 y 1996 por Somontur, sostienen que la Inmobiliaria y Constructora Santa Isabel (ISN), que obtuvo el permiso de la Municipalidad de Pinto, no es propietaria de los terrenos.


Daniel Torreblanca Lewin, presidente del condominio, derivó la pugna a la Corte de Apelaciones de Chillán y esta entidad le dio la razón a los demandantes, por lo cual la empresa que maneja el Gran Hotel Termas de Chillán deberá llegar a la Corte Suprema, con el fin de defender su postura y que se le reconozca el permiso para poder edificar.


Torreblanca plantea que los terrenos donde se pretenden levantar los tres primeros edificios “son del condominio”, como según él  habrían suficientemente acreditado en la demanda. 


El presidente de los copropietarios sostiene que con el reclamo de ilegalidad que ganaron ante la Corte de Apelaciones, buscaban dejar sin efecto la autorización municipal del 24 de junio de 2015 del director de Obras de la Municipalidad de Pinto, que otorgó “permiso de edificación para ampliación a favor de Inmobiliaria y Constructora Santa Isabel Ltda. en los terrenos pertenecientes al Condominio Villa el Bosque Nevado, todo ello en abierta contravención a numerosas y variadas leyes, que vulneran el legítimo acto de los recurrentes de defender sus derechos”.


Los demandantes sostienen que al entregar la autorización, la municipalidad cometió infracciones legales a la leyes General de Urbanismo y Construcción, Orgánica de Municipalidades, de Bases Generales del Medio Ambiente y 19.537 sobre Copropiedad Inmobiliaria.


En el escrito se recalca que “la Inmobiliaria y Constructora Santa Isabel Limitada, solicita el señalado permiso argumentando que es la copropietaria, lo que es absolutamente falso, por cuanto los copropietarios son los propietarios de los edificios que pertenecen al Condominio Villa el Bosque Nevado, por cuanto se acompaña en esta presentación el certificado de dominio que acredita que esos terrenos pertenecen a los señalados copropietarios y no existe ningún título que acredite que en los terrenos en que se pretende ampliar existe una subdivisión a favor o en propiedad del Condominio, salvo que se hayan acompañado documentos caducos o falsos que traten de acreditar dicha situación”.


Los propietarios agregan que el nuevo condominio es presentado como una continuación del proyecto inmobiliario de Somontur concluido y recepcionado el año 1996 y aducen que ello sería un resquicio para lograr el permiso y edificar en terrenos que no son propios.


Plantean en el escrito, además, que en la carpeta entregada por la constructora incluso existe un “plano falso”, que habría sido detectado y que incluso es materia de una querella ante el Juzgado de Garantía de Chillán.


En el informe a la Corte se indica incluso que “la Inmobiliaria y Constructora Santa Isabel Ltda., en un acto de mala fe, efectivamente declaró por escrito ser la titular del dominio de los terrenos que son de propiedad de la Comunidad Villa del Bosque Nevado”.


Para la primera etapa de su mega proyecto los inversionistas consideraban una inversión superior a los 20 millones de dólares.


A pesar de los esfuerzos de LA DISCUSIÓN, no fue posible obtener una versión oficial de ISN, entidad que manifestó no comentar fallos judiciales. Desde la Municipalidad de Pinto se informó que los permisos habían sido bien entregados a la luz de los antecedentes que ellos manejaron.