Funcionarios de la red asistencial de Ñuble se capacitaron en créole

Un importante crecimiento en la llegada de extranjeros ha vivido Ñuble. Entre las nuevas nacionalidades que llegan a la región, la mayor cantidad corresponde a haitianos, siendo más de 600 las personas que durante los últimos meses de 2017 realizaron los trámites de visados, prórroga y permisos de trabajo.

En este contexto, donde el desconocimiento de los idiomas se convierte en una importante barrera a la hora de responder ante una solicitud de atención de salud, el Servicio de Salud Ñuble capacitó a cerca de 40 funcionarios de distintos establecimientos de la red asistencial local para asistir a la población haitiana.

El propósito del curso fue brindar las herramientas básicas para conocer el kreyól ayisyen o créole haitiano, cuya base estructural es el francés mezclado con elementos de distintas lenguas de África occidental, y así mejorar la comunicación entre los funcionarios y los usuarios hablante de esa lengua.

“Acercar su cultura, conocer más sobre su país e idioma para comunicarnos adecuadamente, es fundamental, por ello, este acercamiento con la población haitiana es muy relevante, para que los funcionarios de nuestra red asistencial puedan otorgar una atención oportuna. Si bien se trata de un primer paso, esperamos continuar avanzando para que algo tan elemental como el idioma, no sea una limitante, sino más bien una herramienta para asistir a la comunidad extranjera”, explicó el Director del Servicio de Salud Ñuble, Iván Paul Espinoza. 

En tanto, una de las asistentes de la jornada de capacitación de Kreyól, Doraluz Morales, funcionaria de la Oficina de Informaciones Reclamos y Sugerencias (Oirs) del Centro de Salud Familiar de Quillón, valoró el curso de aproximación lingüística, pues según explicó: “me sirvió para aprender las herramientas básicas que nos permitirá establecer el primer acercamiento con la población haitiana y responder sus solicitudes al igual como a cualquier otro ciudadano”, concluyó.

La iniciativa forma parte de las acciones que efectúa el Servicio de Salud Ñuble para acercar las prestaciones a la población migrante, entre ellas, la elaboración de un Protocolo de Atención y diversas capacitaciones a funcionarios de los centros de salud encargados de realizar el proceso de revisión de la documentación y su posterior calificación en Fonasa.

Sin embargo, la medida no sólo apunta a brindar atención con calidad, sino que también, a orientar a quienes llegan a los centros de salud, para que quienes no lo han hecho, regularicen su situación migratoria y de esta forma, puedan acceder de manera permanente a los beneficios que otorga el Estado de Chile, procurando su inclusión social integral en el país.