Justicia ha fallado en contra de 20 casinos populares

Paralelamente se declaró admisible un recurso de protección a favor de locatarios. El martes se fijó la primera formalización del año al respecto, pero el imputado se ausentó. Abogado de locatarios presentó un recurso de amparo y una querella contra el alcalde.

El largo historial judicial que se ha escrito en Chillán respecto a la persecución legal que ha hecho la municipalidad  en contra de los dueños de locales de máquinas, conocidos como “Casinos Populares”, terminó con ocho fallos condenatorios en 2016.

Y en 2017 fueron 12 los locales con sentencias adversas.

La consigna municipal era entonces sacar todos estos centro de entretención y apuestas del centro, y ya se está trabajando en la presentación de nuevas querellas, al menos en contra de dos locales más.

Pedro San Martín, abogado de la Municipalidad de Chillán, confirmó lo anterior, planteando que “estamos cumpliendo con el ejercicio de tomar las acciones que están legalmente a nuestra disposición cada vez que se verifica la rotura de sellos en cualquier local que, por la razón que sea, se haya clausurado”.

La razón basal de las clausuras ejecutadas por el municipio responde a la presencia de lo que se considera máquinas de azar, lo que por normativa están prohibidas en la comuna.

Más recursos de amparo
La defensa jurídica de cada locatario ha sido que no se ha hecho nunca un peritaje que demuestre fehacientemente si tales máquinas son o no de azar, argumentando por el contrario que son de destreza, por lo tanto legítimas.

Ha sido amparados en este postulado que, pese a haber sido clausurados, rompen el sello municipal y, en rebeldía, abren las puertas al público nuevamente.
De esta premisa han surgido los diversos recursos de amparo presentados por los afectados en la Corte de Apelaciones de Chillán, incluyendo los dos últimos que se presentaron la semana antepasada por parte del abogado santiaguino, Héctor Mella.

“Esos recursos ya fueron declarados admisibles por la Corte de Apelaciones, y tienen relación con tres locales de propiedad de la señora María Navarrete, ubicados en calle Maipón”, explica Mella.

Además el abogado presentó una querella por omisión de denuncia, “que se aplica a alguna persona que realiza acusaciones o denuncias públicas sin demostrar las evidencias que tiene para hacerlas”.

En este punto hace referencia a las acusaciones hechas por el propio alcalde Sergio Zarzar, tildando de “máquinas de azar” a aquellas que según Mella y sus representados solo se trata de máquinas de destreza.

“Él nunca ha hecho nada para demostrar sus dichos”, insiste.

En respuesta Pedro San Martín asegura que “nada de lo que haga el señor Mella nos tiene preocupados en lo absoluto, no nos reviste ni el más mínimo cuidado porque en cada uno de sus intentos por conseguir fallos favorables ha fracasado”.

Por otras causas
El martes 30 de enero se había programado la primera audiencia por el delito de rotura de sellos de este 2018 en el Juzgado de Garantía de Chillán.

Sin embargo el imputado, dueño de un local de máquinas de entretención no se presentó a la audiencia.

Estos locatarios no serán los únicos en ser perseguidos por el Ministerio Público por el delito de rotura de sellos, ya que otros infractores han sido sorprendidos funcionando tras ser clausurados por el no pago de patentes.

“Es nuestra unidad fiscalizadora municipal los inspectores notifican al Juzgado de Policía Local a quienes rompen los sellos, y es el juez de policía quien, por tratarse de un delito, deriva estos casos al Ministerio Público para que se inicien acciones penales. Para el caso el delito es el mismo, independiente si son o no locales con máquinas de azar”, finalizó San Martín.