Dos sumarios en curso a establecimientos a cargo de adultos mayores

La Seremi de Salud cursó sumarios a dos de los 27 Establecimientos de Larga Estadía para Adultos Mayores (Eleam) que existen en Ñuble, por incumplimiento de las normas sanitarias y la carencia de autorización que otorga el Ministerio de Salud.

El organismo gubernamental, luego de recibir una denuncia, fiscalizó un establecimiento de Chillán que hospeda a 15 residentes, el cual no contaba con los permisos respectivos. Por ello, le cursó un sumario que está en curso, prohibió el ingreso de más personas y otorgó un plazo de 30 días para que el propietario regularice la situación y cumpla con los requisitos para funcionar.

Del mismo modo, por medio de una denuncia que se hizo en la Oficina de Informaciones, Reclamos y Sugerencias (Oirs), se fiscalizó otro Eleam, el cual pese a contar con autorización, tenía serias deficiencias de higiene, por lo que también se cursó un sumario. Las anomalías del establecimiento, ubicado en la misma ciudad y con 18 residente, tienen que ser rápidamente subsanadas o se prohibirá el funcionamiento e incluso, se les puede clausurar, según detalla de la entidad de salud.

Paola Blasco, jefa del Subdepartamento de Farmacia y Profesiones Médicas de la autoridad sanitaria local, señaló la importancia de requerir la autorización del Minsal a los establecimiento que tienen a cargo a mayores de edad, requerimiento necesario para el funcionamiento desde hace siete años.

“Estos establecimientos están regidos por el Decreto Supremo N°14 del Ministerio de Salud desde agosto de 2010 y uno de sus objetivos es que las personas de la tercera edad tengan un medio ambiente protegido y cuidados diferenciados para la mantención de su salud y funcionalidad. Por eso es muy importante que cuenten con la respectiva autorización, o de lo contrario están operando ilegalmente”, precisó Blasco.

El listado completo de establecimientos autorizados se puede consultar en Vega de Saldías N° 468 o al fono 42-2585288. Entre los requisitos que se exigen para el funcionamiento óptimo, está la presencia de personal idóneo, en cantidad suficiente para satisfacer en forma permanente y adecuada la atención integral de los residentes, de acuerdo a su número y condiciones físicas y psíquicas. Además, deben disponer de manipuladores de alimentos capacitados, cuidadores, auxiliares de servicio encargados de aseo, lavandería y ropería en número adecuado de conformidad con el número y condición de valencia de los adultos mayores. Asimismo, la autoridad recomienda que estos establecimientos cuenten con servicios de enfermería, para la gestión de los cuidados, nutricionista para la confección de minutas y dietas, kinesiólogo, terapeuta ocupacional o profesor de educación física con formación gerontológica para la rehabiltación y mantenimiento de las funciones biopsicosociales de los residentes.