Fiebre amarilla: dos centros de Chillán expenden vacuna

En caso de no obtenerla hay otras opciones de protección

La Organización Mundial de la Salud recomendó a los turistas que visitan Brasil que se vacunen contra la fiebre amarilla, ampliando la zona endémica a lugares de alto interés turístico como Río de Janeiro, Sao Paulo y Salvador de Bahía.

Esto motivó a la Seremi de Salud del Bío Bío a hacer un llamado a la población de la región que está próxima a viajar a mantener la calma respecto a la falta de stock de dosis del medicamento Stamaril en los vacunatorios privados y a que adopten medidas de prevención.

La autoridad sanitaria indicó que la enfermedad no es endémica de Chile ni representa un riesgo sanitario,  razón por la cual la vacuna no es parte del calendario público de vacunación o Programa Nacional de Inmunizaciones.

Si bien la falta de stock constituye un tema entre privados, se explica por la alta demanda tanto de Brasil como de otros países producto de la alerta de la OMS, así como por el hecho de que existe un solo laboratorio que elabora y expende el medicamento a los vacunatorios privados nacionales.

La fiebre amarilla es una enfermedad viral transmitida por vectores, con transmisión selvática, y una urbana, donde el vector es el mosquito Aedes Aegypti de una persona infectada a otra susceptible. 

En Concepción los vacunatorios privados que expenden el medicamento corresponden a Centro Megasalud (Freire N°1445), Kiñewen (Ongolmo N°174, 3° piso) e Israel / Insuval (Salas N°548, 3° piso).

En Chillán son centros autorizados Megasalud Chillán (Avda. Libertad N°431) y Clínica Chillán (Avda. Pedro Aguirre Cerda N°35).

La Seremi de Salud del Bío Bío recordó que la vacuna solo tiene efectos al administrarla al menos 10 días antes de ingresar a una zona de riesgo; con evaluación médica especialmente en el caso de menores de nueve meses, adultos mayores, embarazadas y personas con enfermedades de base.

Para quienes no alcanzan a obtenerla y viajan a ciudades con fiebre amarilla, recomendó el uso de repelente en zonas expuestas con 20% al 30% de sustancia activa DEET (N, N-dietil-m-toluamida) debido a que el producto, además, protege contra otras enfermedades como el dengue, virus zika y chikungunya.

El dengue corresponde a una enfermedad de causa viral, que se presenta con fiebre aguda, intenso malestar general, dolor muscular, cefalea y erupciones cutáneas; mientras el virus zika causa fiebre, manchas rojas en la piel, mialgias y dolores articulares.

Otras medidas de prevención son usar ropa clara; uso de aire acondicionado o malla mosquitera en habitaciones donde se pernoctará; no exponerse al sol y usar camisa y pantalón manga larga en horarios de mayor actividad del mosquito (amanecer y atardecer), evitar los perfumes y elegir cremas o bloqueadores con aroma neutro.

Además, la autoridad sanitaria recomendó prevenir riesgos relacionados con enfermedades transmitidas a través de alimentos y agua, como la diarrea, hepatitis A, fiebre tifoidea y paratifoidea, además de diversas enfermedades parasitarias, para lo cual sugirió no consumir leche sin pasteurizar, bebidas no embotelladas, alimentos crudos o sin lavar; consumir agua siempre hervida y clorada.