Plan para Reserva de la Biósfera de Ñuble será el primero del país

Si bien la Unesco la declaró como Reserva Mundial de la Biósfera el año 2011, categoría que confirma la preservación del ecosistema en el tiempo, el corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja finalmente contará con su esperado plan de gestión este año.

Hace dos semanas el Centro de Ciencias Ambientales EULA, de la Universidad de Concepción (UdeC), a través de un concurso público organizado por el Gobierno Regional (GORE) del Bío Bío, se adjudicó la  elaboración del documento.

La importancia del texto radica en que, con este se comprometerá al Estado a promover el uso sustentable del territorio natural, procurando el desarrollo de las localidades inmersas en él a través de intervenciones que protejan los recursos ambientales existentes. Asimismo, se garantizará la conservación del área de 560 mil hectáreas rica en flora y fauna, que se extiende por ocho comunas cordilleranas de las regiones del Bío Bío y Ñuble, de las cuales San Fabián de Alico, Coihueco, Pinto, El Carmen, Pemuco y Yungay son de la naciente Región XVI.

Trabajo inédito
La firma del contrato de adjudicación para la elaboración del plan entre el GORE Bío Bío y EULA-UdeC se realizará en marzo y el plazo fijado para su ejecución es de nueve meses, lo que en rigor significa que en diciembre de este año estaría listo el documento.

La directora del EULA-UdeC, Alejandra Stehr, aseguró que en el país no se ha realizado un texto de gestión como tal para una Reserva de la Biósfera, por lo que destacó lo trascendente que será el trabajo que ejecutarán.

“Para nosotros como centro es importante generar el diagnóstico para un territorio como este, que comparten las regiones del Bío Bío y Ñuble. Nosotros tenemos experiencia y en la elaboración de planes para la creación de ambientes protegidos en el país, pero será un desafío e inédito hacerlo para una Reserva de la Biósfera”, comentó la doctora en Ciencias Ambientales.

La académica enfatizó que el trabajo se hará tomando en cuenta los lineamientos que la Unesco establece para el ecosistema y que le valió ser reconocida con el título mundial.

La secretaria ejecutiva del Plan de Gestión de la Reserva de la Biósfera, Roxana Muñoz, explicó que para la construcción del documento se considerará una alta participación de las comunidades inmersas en el área protegida y detalló que se planea desarrollar al menos una decena de talleres ciudadanos y cinco con grupos de interés, como académicos, investigadores, autoridades, etc. 

“La idea es que se recojan las propuestas ciudadanas sobre qué es lo que se quiere para la reserva, seremos la primera experiencia en el país en este tipo de trabajo”, enfatizó la funcionaria del Gobierno Regional del Bío Bío.