Vecinos denuncian microbasural entre Chillán y Chillán Viejo

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Víctor Orellana

Molestias han presentado los residentes del sector fronterizo entre Chillán y Chillán Viejo por un sitio abandonado que se ha convertido en un microbasural.

Según información entregada por los vecinos, son diversas las personas que desde hace tiempo han llegado hasta la esquina de calle Marchant con av. O'Higgins para depositar desechos en el lugar, que además de dañar el paisaje, acarrea otros problemas, como plagas de ratones y pulgas.

Junto al sitio eriazo hay varias propiedades abandonadas, que atraen a distintos ocupas. Los vecinos declaran estar preocupados por la situación, ya que presenta un riesgo para ellos.

“Hay gente de todos lados que entra a botar bolsas y botellas. Es peligroso, una amenaza en este tiempo, cualquiera tira fuego y prende todo. Hace tiempo unos ocupantes de una casa prendieron fuego e incendiaron la casa y casi agarra todo eso para allá”, dice Berta Quilodrán, vecina del lugar.

Respecto a los propietarios, se desconocen. Los vecinos no saben con exactitud a quién pertenece, pero coinciden en señalar como dueños a una empresas, quienes tienen en situación de abandono los sitios.

“Tenía entendido que una empresa había comprado el sitio y supuestamente hubieron materiales aquí del mall, cuando hicieron la nueva parte, cerraron y después, se llevaron todo y el basural es cada vez más”, comenta Fernando Flores, quien tiene un restaurante en el sector.

Jorge Pino, otro vecino, declara que aquella propiedad se ha mantenido hace años en las mismas condiciones, y que la gente vuelve a ensuciar como si nada.

“No dejan bien cerrado y la gente deja basura, eso es responsabilidad de los propietarios. (…) Se suponía que construirían, pero hicieron pruebas de terrenos y creo no les dio y ahí dejaron todo”, dice Jorge.

Jorge señala que la situación se repite en distintos puntos de Chillán Viejo y demuestra su descontento con estos microbasurales, los que a su gusto “afean la ciudad y ofrecen una mala percepción a los turistas”.

Paola Araya, encargada de la Dirección de Ambiente, Aseo y Ornato de la Municipalidad de Chillán Viejo dice que es complejo combatir los basurales que se dan en terrenos privados, por la dificultad de identificar a sus dueños.

“A veces es sumamente difícil identificar a los dueños y comunicarnos. A veces son empresas o sucesiones y no podemos comunicarnos, porque no aparecen ni siquiera teléfonos. Los microbasurales, si es algo abierto o más público, podemos limpiar y con la empresa que tenemos contratada de limpieza y ellos lo van a retirar, pero en lo privado no podemos intervenir, porque no tenemos la potestad”, dice Paola.

Araya admite que existen puntos dentro de la ciudad que son complejos de manejar, en los cuales constantemente hay presencia de basura, siendo combatidos los que son públicos y, que de ser privados, los procedimientos son distintos.

“Si es un terreno particular,es algo más complejo. Se le cursa una multa, se les cita a tribunales y ellos tienen que pagar por lo que se hizo en su minuto. Pero no podemos intervenir un sitio privado, porque si se daña un arbol o algo, ellos como contraparte pueden tomar acciones porque no corresponde. Lo que sí debemos hacer es buscarlos y que ellos mantengan la limpieza del lugar”.

Respecto al terreno en cuestión, desde la Oficina de Obras de Chillán Viejo confirman que pertenece a una empresa constructura, que en diciembre del año pasado presentó antecedentes de proyectos de construcción para edificar un condominio, lo cual aún no presenta avances.

La encargada del departamento de limpieza, enfatiza que los vecinos pueden hacer denuncias al respecto en la municipalidad, a través de un formulario disponible para todos los vecinos, donde notifiquen los puntos de acumulación de basura y ellos buscarán a quienes sean responsables para que mantengan en óptimas condiciones la imagen de la ciudad.