Potencias piden sancionar uso de armas químicas

Representantes de más de 20 países acordaron presionar para que se impongan sanciones contra el uso de armas químicas en Siria, en un encuentro en París en el que el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson,  denunció la “responsabilidad” de Rusia en estos ataques.

“Ayer nuevamente más de veinte civiles, la mayoría niños, fueron víctimas de un ataque presuntamente con cloro”, dijo Tillerson en referencia a nuevas acusaciones contra el régimen sirio por un presunto ataque químico en una ciudad de Guta Oriental, un enclave rebelde al este de Damasco, en el que se registraron al menos 21 casos de asfixia.

“Sea quien sea el autor de estos ataques, Rusia es en última instancia responsable”, comentó el jefe de la diplomacia estadounidense durante esta conferencia en la que se lanzó esta nueva iniciativa internacional en respuesta al reciente veto ruso en la ONU sobre el tema.

“Simplemente no se puede negar que Rusia, al proteger a su aliado sirio, ha incumplido sus compromisos con Estados Unidos como garante del marco” que supervisa la destrucción de las reservas de armas químicas de Siria, según lo acordado en septiembre de 2013, agregó.

Tras la conferencia se celebró una reunión a puerta cerrada sobre Siria entre los ministros de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Francia, Reino Unido y dos países de la región, Jordania y Arabia Saudita.

Esta reunión tenía como objetivo “devolver el proceso (de paz) de Ginebra y las Naciones Unidas al tablero de juego” antes del Congreso intersirio organizado por Rusia el 30 de enero en Sochi, precisaron fuentes del entorno del ministro francés Jean-Yves Le Drian, coanfitrión del encuentro junto a Tillerson.