“Yo le creo al Papa cuando dice que no tiene pruebas"

A tan solo días del paso del Papa Francisco por nuestro país, han comenzado los balances sobre lo significó su visita, considerada como “positiva” por el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, quien tuvo la oportunidad de compartir con el Pontífice en cada una de las actividades en Chile. Pellegrin, quien destacó la cercanía y humanidad que el Papa logró con los fieles, pudo conversar con la máxima figura de la Iglesia Católica, oportunidad en que hizo entrega de un banderín del Comité Ñuble Región, gesto que Francisco agradeció, bendiciendo a la nueva región.

“Él es un pastor que sufre con los demás y llora con quienes lloran”, manifiesta Pellegrin,  haciendo hincapié en que son las situaciones de vulnerabilidad que hay en el mundo las que emocionan al Papa.

Tres ejes

“Su visita tuvo tres ejes donde pudimos ver la empatía que tiene con la gente. Uno es la pasión con que le hablo a los jóvenes en Maipú. Él sentía como sienten los jóvenes y logró sintonizar con ellos en la homilía. Segundo, la visita a la cárcel de mujeres, porque él siente en su corazón el dolor por la situación que viven esas mujeres y habla de justicia, de transparencia y habla particularmente de la maternidad que tienen muchas de ellas, y de lamentos muy humanos, que inclusive trasciende lo religioso y que toca el corazón del hombre”, detalla Pellegrin agregando que la tercera instancia es el encuentro reservado que tuvo con las victimas de abusos sexuales.

“En esa reunión, los que estuvieron con él, dan testimonio de que el papa los escuchó, los bendijo, el papa lloró con ellos”. En relación a cuál cree que fue la principal enseñanza que dejó la visita, el obispo de Chillán cree que fue el llamado a superar las diferencias. “El Santo Padre nos llamó a trabajar por la justicia y por sobre todo a buscar caminos de encuentro. En este momento, veo como importante para nosotros en Ñuble y probablemente sea el corazón del mensaje, procurar la unidad para servir en la nueva región. Como iglesia, en particular, seguir cultivando esa actitud de cercanía, de transparencia, de apertura. De escuchar a la sociedad y de colaborar con todos, no solo con los cristianos, sino que con todos los que comparten los ideales de bienestar, especialmente los más pobres, los más débiles”.

Obispo Barros

La presencia del obispo Barros, acusado de encubrir los delitos cometidos por Karadima, fue uno de los puntos más polémicos de la visita papal. “La situación del obispo Barros no es algo nuevo, fue más bien la cobertura de la prensa y la acción de los mismos periodistas que lo pusieron siempre en el centro. A donde íbamos al único que querían ver era a Monseñor Barros”, dice el sacerdote, quien no dudó en apoyar la defensa que realizó el Pontífice. “Francisco no es un Papa que mira desde el escritorio. Si no tiene nada (pruebas), entonces es que nada de lo que se ha presentado ha logrado justificar una sanción. Y yo le creo al Papa”, puntualizó.

Finalmente, consultado sobre si hubiese sido preferible que el obispo de Osorno se abstuviera de participar en las actividades con el Papa,  Pellegrín manifestó que “él no se podía marginar, aunque hubiera querido,  porque representa a la diócesis de Osorno. Los obispos somos puestos por el Papa en una diócesis y la representamos y entones si, como obispo de Chillán, me margino de una actividad de la Iglesia y de la Conferencia Episcopal, no me estoy marginando solo yo, sino que estoy marginando a toda la diócesis que represento”, concluyó.

Presencia de Chillán

Más de 3 mil fieles de la Diócesis San Bartolomé de Chillán, viajaron hasta Temuco, a la misa que Francisco ofició en el aeródromo Maquehue de esa ciudad. 
El obispo agradeció la participación de la diócesis y al comité organizador, encabezado por el presbítero Luis Rocha. 

“Quiero reconocer a la comisión organizadora y felicitar a cada párroco y comunidad cristiana que participaron con tanto entusiasmo y dedicación. Ciertamente el sacrificio que significó dormir muy poco, caminar mucho y esperar largas horas, fue pagado con creces al poder compartir junto al sucesor de Pedro”, afirmó la autoridad eclesiástica.