Mejorarán diseño de la red de ciclorrutas en Chillán

La precaria red de ciclorutas local está conformada por proyectos disgregados que suman apenas 10 kilómetros. Las ciclovías locales no cumplen los requerimientos necesarios para garantizar seguridad a los usuarios.

La Municipalidad de Chillán convocó a una licitación que tiene como objetivo mejorar el diseño de los proyectos de ciclovías que tiene en la actualidad,  con el fin de adecuarlos a los nuevos requerimientos técnicos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

El trabajo incluye a las dos ciclovías que fueron licitadas hace un tiempo y que deberán ser relicitadas, como es el caso de Libertad y Collín. Esta última incluso había sido adjudicada, pero el contrato deberá ser anulado por razones ajenas a este nuevo contrato (ver nota secundaria).

Para materializar la adaptación, el municipio contratará a un profesional del ámbito de la ingeniería o construcción que sea capaz de generar los modelos topográficos antes de que el municipio presente los proyectos a fuentes de financiamiento vía FNDR.

El requerimiento se enmarca dentro de un trabajo que viene desarrollando el gobierno local desde hace varios años con la seremi de Transportes y la Secretaría de Transportes, que definió las ciclorrutas de la ciudad conformadas por más de 100 kilómetros de vías para ciclistas.

La información generada por ambas entidades fue plasmadas en proyectos que deben ser financiados y aprobados por el Ministerio de Vivienda, que tiene nuevas normas para las ciclovías.

Según informó la municipalidad, lo que se pretende “es ajustar los diseños a los nuevos criterios y estándares del Minvu, pues cuando se hizo el plan maestro de ciclovías aún no estaban las actuales exigencias del ministerio”.

Los cambios apuntan básicamente a la eliminación de áreas mixtas. Con ello se quiere evitar el uso conjunto de bicicletas y peatones para generar vías exclusivas para las primeras.

Según antecedentes de las bases que rigen la licitación, “el proyecto pretende normalizar los diseños de ciclovías de acuerdo a las recomendaciones del Minvu con la finalidad de mejorar los trazados al momento de ejecutar las obras”.

Será tarea del consultor verificar en terreno la topografía existente y “verificar  o modificar cualquier cambio relevante que tenga correcta relación con el trazado de la ciclovía”.

Una vez realizada la verificación de la situación actual, el consultor deberá iniciar el proceso de ajustes planimétricos asociados a los diferentes proyectos en curso.

La asesoría apunta a mejorar proyectos relevantes de la ciudad como las vías exclusivas para ciclistas de la Avenida O’Higgins, donde en sus 1.500 metros se deben eliminar siete “áreas mixtas”.

Además, los estudios tienen como finalidad analizar la topografía de las futuras rutas de la Avenida Brasil, donde se busca modificar el trazado para eliminar curvas presentes.

Se suman las vías planificadas de Gamero, Libertad o Arauco, donde hay que mejorar señalización o demarcación.

Adicionalmente se realizarán cambios a las ciclovías de Sargento Aldea, Avenida Argentina, Prat, Reloncaví, Nueva Oriente y dos de calle Barros Arana.

Ciclovías de avenidas Libertad y Collín se licitirán nuevamente

La Municipalidad de Chillán decidió concluir el contrato de construcción de la ciclovía de Collín, que fue adjudicada durante el año 2017, por razones de orden técnico.

Desde la entidad edilicia se confirmó que “la ciclovía de Collín se licitó y adjudicó, pero hay que finalizar el contrato para iniciar el proceso nuevamente, pues un material crítico de la obra (asfalto pigmentado) no se produce en la zona ni se certifica, aspecto este último indispensable para que se utilice en una obra pública”.

Por este motivo el gobierno local tendrá que volver a llamar a concurso de antecedentes para elegir a la empresa que se haga cargo del proyecto.

En el caso de la ciclovía de Libertad que no alcanzó a ser licitada por falta de interés de empresas, se está solicitando al GORE el cambio de material para licitar y no tener el problema antes mencionado.

El municipio pretende generar ciclovías más anchas (deseables de 2,4 metros para bidireccionales y 1,8 metros para unidireccionales), con curvas suaves, pendientes adecuadas y con separaciones de los autos visibles y seguras en caso de caídas, más iluminación, entre otros requerimientos técnicos.