Chillán concentra casi el 10% de las procuraciones del país

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Mauricio Ulloa

Gabriela Espinoza, enfermera de la Unidad de Procuración y Donación de Órganos y Tejidos del HCHM, recuerda el caso de un niño de nueve años que pidió a su abuela donar los órganos de su madre fallecida luego de sufrir una aneurisma cerebral, como el más simbólico del trabajo de la unidad en 2017. 

Y es que la concientización que realizó el equipo a los niños sobre la donación de órganos, fue el pilar que les permitió beneficiar a 38 personas, y aportar con un  9% de órganos y tejidos procurados al país, un 4% sobre la tasa nacional. 

18 personas más fueron beneficiadas con trasplantes de órganos y tejidos provenientes del Hospital Clínico Herminda Martin con respecto al 2016. 

El año pasado 7 familias decidieron donar los órganos de sus seres queridos, obteniéndose 28 órganos y 14 tejidos. 

Gabriela Espinoza y Beatriz González, enfermeras encargadas de la unidad, afirman que el aumento de la pesquisa se debe a una mayor difusión y especialmente al trabajo realizado con los niños. 

“Tú le hablas a un niño, y él te da todo, es muy diferente a los adultos, no hay prejuicios, además ellos educan a sus padres”, destaca González.

El equipo de procuración realizó en 2017 talleres de concientización de la donación de órganos en la escuela Los Héroes. Además, presentaron obras de teatro en hospitales de la región, en las que participaron niños con capacidades diferentes. 

Este año pretenden realizar un convenio con el DAEM, para llegar a escuelas municipales y hacer un trabajo de capacitación con directores, apoderados y niños. 

Cifra de negativa 
Solamente el 1% de los pacientes del Hospital Herminda Martín cumple el requisito de muerte encefálica, y de esa cifra solo la mitad de los familiares se decide a donar, lo que equivale a un 55% de tasa de negatividad.

Por lo anterior, las enfermeras hacen hincapié en que aún se debe mejorar para disminuir esa cifra.

“Nosotros no hemos mejorado la tasa de negativa, lo que hemos mejorado es la mantención del donante porque los equipos están más especializados, tienen más conocimiento, más recursos, por lo tanto de un donante se pueden obtener varias cantidades de órganos, porque se pueden mantener de mejor forma”, aclara Espinoza. 

Destaca una pasantía a la que asistió en Cuba como ejemplo de lo que le gustaría alcanzar en la unidad. “Desde pequeños todos saben que van a donar sus órganos, por lo tanto hay hospitales donde tienen cero tasa de negativa, todas las familias dicen que sí”, resaltó. 

Destino de los órganos
Las donaciones de corazón, hígado y pulmones se rigen por la lista de espera nacional de trasplante. Los órganos se van fuera de Chillán a hospitales y clínicas que cuentan con unidad de trasplantes, por lo que es difícil conocer el destino de los órganos. 

En el caso de riñones, además de las lista de espera, rigen las prioridades médicas, donde la donación es fundamental, pero no hay riesgo vital para la persona receptora. Las enfermeras destacan que este año esperan tener dos prioridades médicas para pacientes de Chillán. 

A pesar de no conocer el destino de los órganos, González comenta que se enteraron que tres pacientes de la región fueron beneficiados con un trasplante de córneas.

“Descubrimos que tres de nuestros pacientes de Ñuble se trasplantaron de córnea, y eso es súper significativo porque significa que cuatro pacientes volvieron a ver”, destaca.

Proyectos futuros
Las profesionales afirman que están trabajando en nuevos proyectos que involucren tejidos de donantes vivos, como membrana amniótica, huesos y piel.

“Puede que de esa placenta que se va a la basura normalmente, se pueda rescatar la membrana amniótica, y eso sirve como parches para los quemados y úlceras corneales; los pacientes que van a prótesis de cadera generalmente se rescata la cabeza femoral que se saca, esa también se elimina, y eso sirve para futuras operaciones, para relleno óseo”, explica González. 

Espinoza asegura que esas entrevistas de donación “serán más fáciles, porque no involucran algo que se pierde”.