"Tenemos que pagar deudas de una mala administración del exalcalde"

Hasta el cuartel de la Policía de Investigaciones, ubicado en calle Arauco, fue trasladado esta mañna el alcalde de San Ignacio, Osiel Soto, quien fue detenido por una deuda previsional que afecta a funcionarios municipales. Sin embargo, durante la tarde fue liberado tras llegar un acuerdo económico.

La orden de arresto, que emitió el Juzgado Laboral y Previsional de Bulnes, se debe una deuda que se arrastra del año 2013 por 56 millones de pesos y que afecta a personal del Departamento de Educación.

En esta caso, el municipio de San Ignacio ya había cumplido con una parte de las cotizaciones pendientes, sin embargo, quedaba una cuota final por pagar, la que tuvo que ser cancelada durante la tarde para que el edil quedara libre.

“Lamentablemente tribunales solo acepta una propuesta que es pagar la deuda que se encuentra pendiente. En este caso particular nosotros hemos ido consignando, por lo tanto, queremos ver que ha pasado aquí con los meses que se están cobrando. Esta causa se trata de una deuda previsional con la AFP habitat por 4 meses de cotizaciones del Departamento Educacional, donde se concentra toda la deuda que la municipalidad tiene que asumir del periodo anterior”, comentó a LaDiscusión.cl la administradora municipal, Birma Iturra.

Esta no es la única causa por deuda por arrastre que mantiene la entidad edilicia en tribunales, según la funcionaria, ya que en total son 122, las cuales se han ido resolviendo paulatinamente.

“Cabe mencionar que la municipalidad arrastra alrededor de 500 millones de pesos de deuda previsional desde el año 2012 hasta el 2016, esto considera multas y los intereses, por lo que nosotros calculamos que la deuda real va ascender sobre los mil millones de pesos”, detalló la funcionaria.

A lo anterior se suman problemas de carácter administrativo en relación a dineros de programas que no fueron respaldados en el pasado.

“No solo nos tuvimos que hacer cargo de esto, sino adicional a ello, de otras deudas más, tanto es así que nos encontramos con una causa por el Bono SAE de más de mil millones de pesos, además tenemos mil 500 millones de fondos no acreditados de los distintos programas tanto de la SEP que obedecen a la administración anterior”.

Finalmente la administradora dijo que “aquí nos hemos hecho cargo también de deudas de proveedores que venían del año 2013, 2014 y 2015, no entendemos por qué el Ministerio Público en su minuto controló mucho más el uso de los recursos públicos. A partir del año en que don Osiel asume y por mandato suyo hemos ido regularizando causa una de las situaciones que hemos podido dentro de nuestro alcance”.

Tras ser liberado pasadas las 14.00 desde el cuartel de la PDI, el alcalde Osiel Soto se manifestó tranquilo y a la vez dispuesto a retomar sus funciones.

“Lamentablemente tenemos que pagar las deudas de una mala administración del exalcalde Wilson Olivares. Uno cuando jura, lo hace por la gente de la comuna, y por una administración, donde no se hicieron las cosas bien, me tocó asumir. Cuando la gente deposita la confianza, hay que defenderse. Lo que hicieron con nuestra comuna y nuestra gente no tiene nombre”

Agregó que“estamos empezando no más a resolver las deudas , pero tengo fe que con los funcionarios municipales vamos a sacar adelante esto”