Conin acusa pérdida de $281 millones tras venta de terreno

Actual directiva de la entidad local denunció que el traspaso se produjo en un período en que el organismo estaba acéfalo Ministerio de Justicia no registraría rendición de cuentas

¿Donde están los $281 millones que pagó el Servicio de Salud Ñuble para adquirir el terreno que perteneció a la Corporación para la Nutrición Infantil de Ñuble (Conin)? Es la pregunta que se hace la actual directiva de esta entidad, a más de dos años desde que se produjera la transferencia del sitio.

La nueva directiva de la entidad asumió el pasado 30 de noviembre y buscan reactivar el organismo local, luego de años “de letargo administrativo”, como lo califican. Aseguran que quieren reorganizar la entidad en el concierto regional y potenciar el centro local que será cerrado por Conin nacional.

La última directiva del organismo, según certificado del Registro Civil, estuvo vigente hasta el año 2014. Tras ello se produjo un período en el que no hubo representantes acreditados legalmente, según la actual dirigencia.

De acuerdo a antecedentes que manejan Violeta Sepúlveda Riquelme, presidenta de Conin Ñuble, y la vicepresidenta Ximena Aguilera Martín, el 26 de agosto de 2015 el Servicio de Salud Ñuble (SSÑ) firmó la escritura de compra venta de un terreno de 1.500 m2 perteneciente a Conin Ñuble en Rosauro Acuña con Av. O’Higgins con la anterior directiva. 

Luego, el 6 de enero de 2016, se produjo el traspaso al SSÑ del bien raíz inscrito inicialmente a nombre de Conin a fojas 1674 Nº 2939 en el Registro de Propiedad de Conservador de Bienes Raíces de Chillán, del año 1982 y que fuera adquirido por una socia fundadora para la entidad benéfica, fundada en Chillán por Guillermo Parr el año 1976.  

Por el bien raíz la entidad estatal pagó $281 millones a quien aparecía como presidente de la entidad de beneficiencia. El paño es clave para la instalación del nuevo hospital regional, adjudicado a la empresa INSO Chile.

“El dinero jamás llegó a la entidad”, denunció la actual presidenta de la entidad, la trabajadora social, Violeta Sepúlveda Riquelme. El pediatra Carlos Hernández, quien asesora a la entidad, agregó que “teniendo necesidades el dinero jamás llegó a los niños”.

Desde el Servicio de Salud Ñuble confirmaron la compraventa realizada entre las partes. “Obviamente se trata de una transacción legal y el destino del dinero es completamente ajeno a nuestro quehacer, por lo tanto la controversia entre particulares no tiene ninguna incidencia en el proyecto hospitalario”.

La directora(s) de esta entidad, Jannet Viveros Figueroa,  agregó que la adquisición “se realizó dentro de la normativa legal vigente, acto que fue tomado de razón por la Contraloría Regional del Bío Bío, por lo que la propiedad se encuentra inscrita a nombre del Servicio de Salud Ñuble”.

La directora agregó que “esta adquisición fue ratificada por la Asamblea Ordinaria, entidad máxima de la Corporación, y su acta fue reducida a escritura pública el 3 de diciembre de 2015, ante el notario de Chillán Luis Álvarez Díaz. En aquella ocasión se renovó el mismo directorio que venía actuando con anterioridad”.

Jannet Viveros dijo que “respecto al destino de los dineros que nuestra institución pagó a Conin por el valor de la propiedad, es un tema ajeno al quehacer y al marco de acción del Servicio de Salud Ñuble y debe ser resuelto por la propia Corporación”.

Ximena Aguilera Martín, actual vicepresidenta de la Corporación, comentó que al momento del traspaso ni los abogados del SSÑ, ni Contraloría se percataron que quien aparecía como presidente habría carecido de poderes para actuar en nombre del organismo.

Las dirigentas, acompañadas de Nora Plaza, socia fundadora de Conin Ñuble, agregaron que el Ministerio de Justicia confirmó que no tiene constancia de la rendición de $281 millones percibidos por el traspaso de terrenos, pues la entidad local jamás los habría recibido.

LA DISCUSIÓN tomó contacto con el expresidente de Conin, Benjamín Ruz de la Barra,  con la finalidad de contrastar las denuncias vertidas por la nueva dirigencia de la institución.

El exdirigente manifestó que la versión del nuevo equipo directivo no sería la correcta, a la vez que afirma que es él quien tendría aún la presidencia de la entidad.

Ruz de la Barra se excusó de dar una entrevista formal y se negó a dar una versión oficial desde el cargo que dice tener, sobre el paradero de los $281 millones que pertenecerían a Conin Ñuble, por haber sido esta entidad la dueña del terreno traspasado el SSÑ.

La actual presidenta, Violeta Sepúlveda Riquelme, planteó que en el pasado interpelaron a Ruz con el fin que entregara los dineros, sin conseguir respuestas formales.

Sepúlveda agregó que el terreno, en última instancia, si es que no hubiera sido posible de enajenar, habría pasado a otra entidad de beneficiencia local.