Las recetas para que Chillán despegue como “capital”

Las proyecciones de este año 2018 para la ciudad de Chillán están marcadas por su rol como capital regional, la que comenzará a ejercer con propiedad una vez que la Región de Ñuble inicie oficialmente su actividad. Autoridades, empresarios y personeros de diversas entidades locales y regionales presentan en una apretada síntesis, las prioridades y “recetas” para hacer que la ciudad sea un referente local y se proyecte con calidad de vida hacia el futuro. En el listado aparecen temas como planificación, una de las deudas de la ciudad, la conectividad vial, contaminación, seguridad ciudadana, entre muchas otras.

El director del centro de estudios CER Regional, Renato Segura, expone que un tema que se manifestará con fuerza desde este año es el de la masiva llegada de habitantes, para lo cual Chillán debe prepararse. Segura sostiene que desde el punto de vista social, la capital regional suele transformarse en el epicentro del fenómeno migratorio: “ésta es una tarea que requiere que la capital regional tenga una mirada holística, donde el desarrollo territorial (social y económico) de la región es uno de los elementos fundamentales para mejorar la condición y calidad de vida de los habitantes de la capital regional”.

Adicionalmente, plantea que concentrar a nivel local una mayor capacidad en la toma de decisiones, de organismos públicos y privados, “genera un aumento significativo de la población flotante, lo cual se suma a la alta densidad poblacional que subyace sobre la capital regional. Esto presiona fuertemente a mejorar los servicios locales (transporte público, hotelería, comunicaciones, conectividad, educación, salud, modernización de servicios públicos, etc.) y a la infraestructura que permita responder adecuadamente a la mayor demanda, atenuando el impacto sobre la calidad de vida de la población local”.

El alcalde Sergio Zarzar agrega que “la receta para convertir a Chillán en una nueva y gran capital regional debe incluir, sobre todo, una visión integradora de todas las potencialidades y necesidades de nuestra comuna. Chillán es una ciudad con buena calidad de vida cuando la comparamos con otras urbes del país, pero tiene necesidades evidentes que se nos asoman como un gran desafío, sobre todo, cuando hablamos de conectividad vial. Debemos asumir ese desafío y junto con el Gobierno ponernos a la altura de esta nueva realidad que vivimos, cautelando siempre nuestra forma de vida, protegiendo nuestro patrimonio, humano, arquitectónico, cultural”.

El director provincial de Educación y consejero regional, Hernán Álvarez, recomienda que con el fin de que la urbe cumpla sus objetivos es imprescindible que “planifique para al menos los siguientes 50 años”. Cecilia Hernríquez, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, sostiene que entre los temas que debe enfrentar la ciudad se encuentra la planificación. Y sobre esto plantea que están trabajando estrechamente con la Municipalidad con el fin de avanzar en el Plan de Desarrollo Comunal que ejecuta la Universidad del Bío-Bío.

Suma a lo anterior que la urbe requiere avanzar en mayor despliegue de seguridad, pues “existe temor frente a la delincuencia entre nuestros vecinos”, apunta. El presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, Alejandro Lama, sostiene que “no sacamos nada con retirar el comercio, tener las calles limpias que ahora están con basura, si no limpiamos de humo la ciudad, lo que nos estigmatiza y nos tiene dentro de las ciudades más contaminadas del mundo”.

El representante gremial agrega que “el plan de descontaminación necesita ser reformulado”, pues los antecedentes que maneja sugieren que el monitor de Purén está mal emplazado y entrega datos que no son certeros. El director del Hospital Herminda Martín, Rodrigo Avendaño, resume que “los principales desafíos para el Hospital Clínico Herminda Martín tienen relación con seguir trabajando para mejorar la atención en unidades altamente requeridas por la comunidad, como la Unidad de Emergencia y las especialidades ambulatorias, preocupándonos no solo de lo técnico con nuevas prestaciones y más médicos, sino también del trato y la comunicación con el paciente”.

Avendaño subraya que “de forma paralela, seguimos trabajando intensamente en el diseño del Nuevo Hospital para Ñuble, que esta etapa requiere revisar el funcionamiento de las actuales unidades y cómo éstas se proyectan al nuevo recinto, no solo en aspectos de infraestructura, sino también de procesos asistenciales y la forma de hacer las cosas. Queremos llegar al nuevo hospital llevándonos nuestras mejores prácticas y por cierto, corrigiendo todo aquello que puede mejorar”.

Juan Ramírez, presidente de CorÑuble, suma que Chillán necesita “mejorar la conectividad, planificar de mejor manera el crecimiento de las viviendas, atraer especialistas de la salud, mejorar la calidad de la educación preuniversitaria y retener capital humano de calidad”. El jefe de Seguridad Ciudadana en Chillán, Renán Cabezas, agrega que en este plano el objetivo municipal es “fomentar medidas de prevención y participación de los vecinos de Chillán, entregar apoyo y asesorías a organizaciones territoriales y funcionales como a los vecinos, con el fin de mejorar las condiciones de seguridad de la comuna”.