Rechazan idea de trasladar restos de O Higgins

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Mauricio Ulloa

El documento en el que O’Higgins manifiesta su voluntad de que sus restos sean repatriados y llevados donde firmó la declaración de Independencia, fue firmado en Lima el 17 de octubre de 1842, días antes de su deceso.

Rechazo a nivel local generó  el llamado del investigador del Archivo Histórico de Concepción, Alejandro Mihovilovich, a las autoridades penquistas,  para que gestionen el traslado de los restos del Bernardo O’Higgins a la Provincia de Concepción.

Lo anterior bajo el argumento de que el prócer nacido en Chillán Viejo pidió, en su testamento, que sus restos mortales descansaran en el lugar donde firmó la declaración de la Independencia nacional, es decir, en el sector Morrillos de Perales, en Talcahuano.

De hecho autoridades de esa comuna ya iniciaron gestiones. “Estamos trabajando en un proyecto de etapas, en donde quede reflejada la simpleza del acto que hizo O’Higgins en un tambor militar, donde firmó la Independencia. Queremos cumplir esta última voluntad y que la ciudadanía logre comprender el proceso que vivió nuestro país”, indicó el alcalde de Talcahuano, Henry Campos, al Diario de Concepción.

La petición choca con la idea nacida en la comuna histórica, donde bajo la alcaldía de Julio San Martín se analizó la posibilidad de traer los restos de O’Higgins al Parque Monumental, donde descansan desde 1995 su hermana, Rosita O’Higgins, y su madre, Isabel Riquelme. Los restos del Padre de la Patria, actualmente se encuentran en la Escuela Militar de Santiago, a la espera de su traslado al Altar de la Patria, ubicado en la Plaza de la Ciudadanía, frente a La Moneda.

Para el historiador ñublensino Alejandro Witker, integrante además del Instituto O’Higginiano, los restos de Bernardo O’Higgins deberían permanecer en Santiago, puesto que la “tradición en el mundo es que el prócer nacional esté en la capital”.

“El tema se ha discutido en más de una oportunidad y el Gobierno chileno ha respondido que es tradición en el mundo que el prócer nacional esté en la capital, porque a él le rinden homenaje las delegaciones extranjeras. El Gobierno ya dio su opinión, no este, creo que fue el del Presidente Lagos cuando Julio San Martín planteó traer los restos de O’Higgins a Chillán Viejo”, comentó en conversación con Radio La Discusión 94.7 FM.

Agregó que la petición penquista “es una discusión un poco extemporánea. A mí me parece que las razones que dio el Gobierno son suficientes”.

En la misma línea el también historiador local e integrante del Instituto O’Higginiano,  Juan Ignacio Basterrica, enfatizó en la voluntad de Demetrio O’Higgins Puga, hijo del prócer, de que los restos de su padre quedaran en la capital de Chile.

“Don Demetrio Puga, hijo de Bernardo O’Higgins, realizó todas las instancias para repatriar los restos desde Perú y están en una urna, en un altar digno del prócer en Santiago. Por lo tanto, encuentro, en cierta forma, inútil hacer un cambio de domicilio de los restos, porque si bien es cierto, lo importante es la obra y el nacimiento, el libertador es de todo Chile. Por lo tanto, la capital del país, en este caso sería obviamente, pienso yo, el destino final de los restos”, comentó.

El historiador agregó que “los deseos de una persona que fallece pueden ser múltiples. Además, él estaba enfermo al final de sus días. Uno puede tener muchas intenciones, muchas palabras que pueden ser tomadas de una manera o de otra, pero en definitiva el hijo, que era su familia, Demetrio, tomó la iniciativa de cambiarlo a Santiago y ahí está en una urna preciosa, digna del Padre de la Patria”.

Museo en Chillán Viejo
Para Basterrica, en lugar de trasladar los restos de Bernardo O’Higgins, ya sea a la capital penquista o bien a Chillán Viejo, se debería invertir en un museo en honor al prócer.

“Esos gastos es mejor dedicarlos a crear un museo aquí en Chillán que honre la memoria, pero como corresponde a una capital de región (…) Debería gastarse todo ese dinero en hacer difusión cultural en una casa museo, que tanta falta hace y no tenemos. La Casa de la Cultura no es suficiente, necesita espacio propio donde se muestre toda su obra, su vida y se puedan exponer los valores que él planteó de una manera visionaria. Eso requiere plata y para eso creo que las ‘lucas’ tienen que destinarse y no para cambiar algo que está establecido desde mediados del siglo XIX”, declaró