Felipe Aylwin retomó sus actividades en Chillán Viejo

4 años llevan las investigaciones judiciales por el caso de eventual desfalco en Chillán Viejo.

El retorno del alcalde de Chillán Viejo, Felipe Aylwin, a las actividades del Concejo Municipal,  encontró a los miembros del gobierno comunal enfocados en lograr consensos internos,  lo que probablemente no sea una actitud que se extienda en el tiempo.

Hoy al menos ninguno instaló temas polémicos, como analizar la formalización del alcalde y funcionarios el próximo 31 de enero por el presunto fraude al interior del municipio. Si bien hubo dos que generaron divergencias, no llegaron al nivel de enfrentar duramente las posiciones de concejales caracterizados por su polarización.

Gran parte de esta fórmula de relacionarse obedecería al problema de salud por el que pasa el alcalde Felipe Aylwin,  quien en estos momentos está en diálisis permanente y viene saliendo de una larga licencia médica.

Notoriamente más delgado, habló sin problemas de su enfermedad y recalcó que ella no será obstáculo para que desarrolle sus actividades habituales ni enfrentar a la justicia a fines de este mes.

Aylwin precisó que el problema que lo aqueja es de índole genético y podría haberse producido en cualquier momento de su vida.

Además, con el tema ya asumido, comentó que existen muchos personeros políticamente activos que han enfrentado complicaciones como la suya sin que ello les genere problemas en sus actividades. 

La autoridad, en materia de obras, sostuvo que durante este año esperan reunir los antecedentes para licitar la piscina temperada municipal que tiene financiamiento asegurado.

Además, uno de los objetivos es concluir los estudios técnicos del Cementerio Municipal, el que precisamente está siendo analizado en el Servicio de Evaluación Ambiental.

Respecto de la audiencia de formalización por la investigación por eventual fraude en el municipio, la autoridad sostuvo que el tema esta siendo revisado por sus abogados.

La audiencia en la que el alcalde sería formalizado junto a otros personeros municipales debiera producirse el 31 de enero, tras un intento fallido a fines de diciembre.

Durante el concejo de hoy los concejales solicitaron al alcalde que se revisaran dos decisiones municipales, como es la suerte de una serie de personas que trabajaban en servicios de aseo y que fueron desvinculados, y la no extensión de un contrato a honorarios del ex jefe de Cultura.