Jóvenes de la cárcel de Chillán concluyen capacitación

Confirmando su rol de promotora de la dignidad humana a través de la formación y capacitación, se concretó la ceremonia de certificación de los jóvenes de la Sección Juvenil del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Chillán, quienes durante el año participaron en los cursos de nivelación de estudios y talleres de oficios sobre fabricación en madera y electricidad, instancias que contaron con el trabajo del equipo profesional de la Fundación Social Novo Millennio.

 “Este es el logro de un proyecto que representa grandes desafíos en términos de intervención. Busca disminuir los factores de riesgos de reincidencia en los jóvenes, otorgando una intervención integral que dignifique al adolescente infractor de ley, promoviendo sus recursos, respetando su individualidad y marco de creencias a fin de favorecer un proceso inicial que repare áreas problemáticas, así como también permita iniciar el reconocimiento del daño causado, su responsabilización y plena integración social”, señaló Ivonne Fuentealba, representante de la Fundación Social Novo Millennio. “Para nosotros esto es el objetivo de nuestra misión: tender la mano al que está más carenciado, tratar de abrir caminos para que pueda superarse y caminar por la vida sintiéndose acogido por lo que él es”, agregó el presbítero José Cartes, representante legal de la Fundación.

Desde el propio Centro Penitenciario se resaltó el rol de estas instancias que entregan herramientas para las perspectivas de futuro. “Estos proyectos rescatan el espíritu de la ley, destaca que se dé la posibilidad de una intervención personalizada y con ello tener avances en el proceso de reinserción social”, precisó el alcaide del C.C.P., teniente coronel Rafael Cárdenas.

De hecho, para los jóvenes los meses de clases asumieron un especial significado como experiencia personal. “Es emocionante ver como en el transcurso del tiempo empecé a aprender y lograr cosas bonitas. Es un logro, tengo muebles que no pensaba que podía hacer, uno se siente bien de alcanzar cosas. Para todos ha sido una buena experiencia, vamos tirando para adelante”, enfatizó Ignacio Montecinos, uno de los participantes del programa, ratificando la relevancia de estas acciones, que mediante el conocimiento abogan por la definición de una nueva etapa de vida.