Estudio revela el rol de los municipios de Ñuble con la discapacidad

El 57,14% informó que solo utiliza fondos propios para tratar la temática. El estudio muestra el desafío aún pendiente de algunos municipios.  

Casi el 30% de los municipios de Ñuble no mantienen una institucionalidad formal para trabajar con el tema de la discapacidad para los habitantes de su comuna, o al menos no informa de su trabajo en el tema a instancias oficiales.

Así lo establece un estudio de la Asociación de Municipalidades de Chile (Amuch) la que establece como institucionalidad toda instancia de apoyo formal para personas con capacidades diferentes, como programas, unidades, oficinas o departamentos.

Según el informe, en la Región de Ñuble el 71,43% trabaja en alguna instancia formal de discapacidad en términos locales, superior incluso al promedio nacional que es de 67,65%. Sin embargo, mientras el 4,76% de los municipios no tiene institucionalidad en el tema, del restante 23,81% no se tiene información.

“Este porcentaje significa que de estos municipio no tuvimos respuesta a nuestras consultas que realizamos vía Transparencia, como si la tuvimos de 16 de 21 comunas”, aclaró Valentín Valdés, investigador de la Amuch.  

El informe, además, sostiene que el 28,57% de aquellos que no tiene instancia formal, y sin información, no tiene una “correlación directa que  desde el gobierno municipal no se trabaje en área de discapacidad, sino que no existe una formalización y la tarea puede estar diluida en distintas estructuras institucionales, que se expresa en un trabajo reactivo y también la existencia de privados que desarrollen la temática en la comunas”.

Respecto al tipo de institucionalidad al interior de los municipios que trabajen materia de discapacidad, el 23,81% cuenta con un programa, seguidos por la oficina con el  19,05%, en tanto las unidades y sin dedicación exclusiva, ambos tiene 4,76%. En este ìtem, sin embargo, no se tiene información del 47,62%.

A nivel nacional, las oficinas representan el 45,67%, mientras que los programas alcanzan el 28,85%, las unidades por su parte llega solo al 3,85% y los departamentos al 4,81%, mientras que aquellos sin dedicación exclusiva son el 10,58% del país. 

Desafíos

El estudio concluye que se observa que existe en la región una alta institucionalización, que sobre pasa el 50%, empero, aún está el desafío desde los municipios que no han dado paso a la institucionalización municipal en el área de discapacidad. 

“Los deafíos es que los que no tienen instancias oficiales o no informan, que avancen en crear espacios de los municipios y generen acciones en pos de la inclusión como política proactiva, porque tal vez trabajan el tema pero en forma reactiva, por eso se debe crear una institucionalidad con una política clara hacia las personas con capacidades diferentes”, asegura Valdés.