Estudian crear una marca ciudad para Chillán capital

Han sido varios los intentos de la Municipalidad de Chillán por tratar de potenciar la imagen de la ciudad ante los ojos del país, sin mayores resultados que demuestren el efecto positivo que ellos produjeron.

En la última década se recuerdan al menos cuatro eslóganes que han acompañado al logotipo de la comuna, los que han destacado a la urbe como: “Ciudad Educativa”, “Ciudad Deportiva”, “Ciudad Cultural” y “Ciudad de Héroes y Artistas”.

Si bien cada una de ellos trataba de resaltar alguna cualidad particular de la capital ñublensina, estos no tenían mayores pretensiones y su mensaje tampoco se derivó de una intención por aplicar políticas a largo plazo que la encaminen hacia lo que las frases proponían.

Con la nueva categoría de cabecera regional y entendiendo el gran potencial no explotado que tiene, las autoridades municipales plantearon la construcción de una imagen ciudad que responda y represente lo que es Chillán y hacia dónde quiere apuntar.

De hecho, en una de las últimas sesiones del Concejo Municipal, los ediles propusieron al alcalde que ordene a las direcciones de la Casa Consistorial que evalúen dentro de su propios despachos cómo se podrían implementar estrategias de desarrollo orientadas al turismo.

En análisis

Sabiendo que existe una deuda respecto a cómo mejorar la imagen corporativa chillaneja, desde el gobierno comunal adelantaron que ya están observando lo realizado en otras comunas importantes del territorio nacional para rescatar algunas experiencias que en su momento se puedan replicar.

Pese a que recién se están sentando las bases preliminares respecto al modo en que podría abordarse el trabajo, en el municipio tienen claro que, a diferencia de otras oportunidades, esta vez se socializará el proyecto.

“Más allá de quien lidere la tarea de marketing en este ámbito, lo ideal es que se fundamente en un proceso que considere el sentir de la comunidad y sus diferentes actores. No cesamos en la búsqueda de nuevos conceptos, así que estamos rescatando y potenciando tópicos”, indican desde la Casa Consistorial a través de su unidad de comunicaciones.

Asimismo, explicaron que  con la labor que proyectan realizar tendrán presente la profundización del sentido identitario local, teniendo como gran desafío que el resto del país identifique a la ciudad y decida visitarla para turistear o para realizar inversiones que contribuyan con el desarrollo económico y social de Chillán en el largo plazo.

Ordenamiento

La elaboración del ideario de hacia donde debe proyectar la figura de la ciudad fuera de los límites regionales es el Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco), toda vez que el documento es la hoja de ruta de cómo se plantea el crecimiento de Chillán.

En el diagnóstico previo entregado por la Universidad del Bío-Bío, a cargo de la construcción del texto municipal, surgió la idea de generarle a la comuna una imagen ligada a Ciudad Universitaria, considerando la gran cantidad de planteles de educación superior existentes localmente.

Los argumentos de la casa de estudios para sugerir esa posibilidad se debe a que en la capital de Ñuble hay unos 24 mil estudiantes en la educación superior, quienes están repartidos en unos 20 establecimientos. Los personeros responsables de la confección del Pladeco subrayan que la ciudad acoge más matrícula que ciudades importantes del país como Antofagasta, Talca o La Serena y se encuentra por debajo de Concepción, lo que ya daría luces sobre la vocación chillaneja en la prestación de este tipo de servicios.

Importancia

El consultor en temas de imagen ciudad, Patricio Polizzi afirma que lo primero que deben preguntarse las autoridades comunales de Chillán es:  ¿para qué necesito fortalecer la imagen de la ciudad?.

“¿La quiero para atraer inversiones?, ¿para atraer turistas?, ¿para lograr que mi talento no se fugue y se vaya a otras ciudades? En función de esa respuesta vamos a poder determinar el tipo de público al cual se quiere llegar”, comenta.

El experto, quien lidera la consultora Visión Humana que año a año realiza un estudio referido a la imagen ciudad de las principales urbes del país, advierte que la implementación de un eslogan no es solo una frase bien intencionada de lo que se quiere lograr para una comuna, sino que en rigor se trata de una proyección que trae aparejado un compromiso público-privado para hacer realidad el prometedor mensaje.

“Por ejemplo, cuando se habla de Chillán como ‘Ciudad Educativa o Universitaria’, todo lo que se haga tiene que apuntar a lo que el eslogan propone (...), se tiene que llegar a un acuerdo colaborativo entre la municipalidad y todas las instituciones y líderes de la ciudad, con el objetivo de que se hagan cosas en función de eso”, enfatiza.

Patricio Polizzi explica que para elaborar una marca ciudad se debe tener en cuenta tres ejes: la identidad de la urbe, los activos tangibles e intangibles (que incluso pueden ser hechos históricos) y el elemento diferenciador que la distingue del resto del país. 

A juicio del experto, solo respondiendo esto “se podrá definir lo que puede ofrecer Chillán y que no es posible encontrar en otros lugares de Chile”, aclara Polizzi, quien trabaja la marca ciudad de Concepción.